Escucha esta nota aquí

Un guardia municipal, de 66 años, recibió un impacto de bala este miércoles cuando se encontraba de turno en su lugar de trabajo, un bien confiscado ubicado detrás de la zona de los ferreteros. 

El trabajador fue llevado a la clínica Maurer, donde fue sometido a una cirugía el miércoles por la noche, pero volverá a entrar a quirófano este viernes (mañana) para intentar extraer el proyectil, informó uno de sus hijos.

"Lo llevamos allí porque era la más cercana", explicó su allegado.

Por su parte, el secretario de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía, Carlos Alberto Méndez, informó que el guardia estaba comisionado a la Secretaría de Empresas Municipales (SEM) y lamentó que, en primera instancia, el trabajador no se haya acogido a su derecho de no trabajar durante la pandemia por ser mayor de 65 años. 

"Lo visité anoche (el miércoles), puse una ambulancia a disposición para trasladarlo al Hospital de 400 camas (donde tiene su seguro de salud), pero el médico recomendó que no lo movieran porque había perdido mucha sangre y, además, debía ser operado", explicó Méndez.

La autoridad municipal indicó que la familia pidió que colaboren con parte de los gastos. "Estamos viendo cómo ayudarlos. Ya conversé con la secretaria de Administración de la Alcaldía, Sandra Velarde, y hablaré con la alcaldesa interina, Angélica Sosa. Estamos siguiendo el caso". 

Finalmente, el familiar del afectado informó que Méndez se comunicó con él para indicarle que asumirán todos los gastos médicos.