Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras salió al paso ante los reclamos de los productores de trigo que se oponen a la importación del cereal libre de aranceles, justificando que el ingreso del producto es para garantizar la elaboración de pan para todos los bolivianos.

Eliane Capobianco, ministra de Desarrollo Rural y Tierras, en contacto con EL DEBER, dijo que el decreto emitido fue realizado en el marco de la emergencia sanitaria que están sufriendo los bolivianos y que se necesita harina para elaborar pan, alimento fundamental en este momento en todos los hogares del país.

El viernes, el Gobierno anunció la nueva norma. "Es necesario asumir acciones a fin de precautelar la salud y garantizar la seguridad alimentaria para la población, implementando medidas arancelarias temporales, a través del diferimiento del Gravamen Arancelario a 0% para la importación de trigo", señala parte del considerando del Decreto Supremo 4211, aprobado el 8 de abril. La medida se aplicará por dos años.

La decisión del Poder Ejecutivo provocó el reclamo del presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Marcelo Pantoja, que la consideró una medida desacertada e inoportuna "porque estamos por comenzar la siembra de trigo de la campaña de invierno y puede generar un desincentivo en los productores para producir este importante alimento estratégico que necesita el país¨. 

Compra a los productores

La ministra Capobianco sostuvo que se ha fijado un buen precio de $us 330 por tonelada, y además la compra de 100.000 toneladas por parte de la estatal Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa).

Acerca de las declaraciones de Anapo en razón a que no tienen asegurada la semilla de trigo, Capobianco dijo que los van a convocar para ver la mejor manera de ayudarlos."Esa es nuestra única intención, asegurar que las familias tengan pan para alimentarse y ayudar a los productores para que amplíen sus siembras", explicó.

Consultada acerca de si es posible que Emapa compre toda la producción triguera que se estima en 200.000 toneladas para la presente gestión, la ministra afirmó que la empresa estatal opera de acuerdo a sus posibilidades.