Escucha esta nota aquí

Al menos 40 personas murieron y un veintena de personas resultaron heridas este viernes por la explosión de una bomba en el interior de un templo de la minoría musulmana chií en el sur de Pakistán, informaron a Efe fuentes policiales y hospitalarias.

El atentado tuvo lugar a primera hora de la tarde en la localidad
de Shikarpur
, en la provincia de Sindh, poco después de finalizar
los rezos del viernes, el día sagrado de los musulmanes, afirmó un
agente de la Policía local, Mir Ghayaz.

Ishtiak Noman, un portavoz del hospital al que fueron trasladados
tanto los fallecidos como los heridos, aseguró que en la morgue del
centro médico habían recibido 40 cadáveres y que algunas de las
víctimas con vida se hallaban "en estado crítico".

"El hospital se encuentra en alerta máxima", dijo Noman. El techo del centro de rezo, conocido como imambara, un templo que acoge tumbas de santos chiíes, se derrumbó con la explosión y muchos de los fieles quedaron atrapados bajo los escombros, detalló la Policía.

El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, condenó el
atentado. Autoridades locales reclamaron una investigación en profundidad sobre lo sucedido, según recoge el canal local Express.

El líder del partido chií Majlis Wahdat Muslimeen (MWM), Mohammed
Amin Shaheedi,
anunció tres días de luto y recriminó al Gobierno
central no haber podido evitar el atentado, de acuerdo con el diario
paquistaní Dawn.

Los atentados de carácter sectario en Pakistán, en especial
contra la minoría chií (un 20 % de la población del país), se han
incrementado en los últimos años en medio del recrudecimiento
general de la violencia terrorista desde finales de 2012.

A principios de 2014, tres matanzas en barrios chiíes de las ciudades de Quetta y Karachi (sur) causaron más de 250 muertos.