Escucha esta nota aquí

El nuevo fiscal general de Perú, Gonzalo Chávarry, asumió este viernes su cargo a pesar de estar en el ojo del huracán tras la difusión del audio de una conversación en que supuestamente pide favores a un cuestionado juez.

La conversación telefónica entre Chávarry y el juez de la Corte Suprema César Hinostroza, suspendido por el escándalo de los audios, provocó que el Ministerio Público convocara de urgencia a una Junta de Fiscales Supremos para decidir si procedía que asumiera el nuevo fiscal general.

Minutos antes de la juramentación, la Junta aprobó que asumiera el cargo en una votación 3-2 en que votó el propio Chávarry, por ser uno de sus miembros.

En una deslucida ceremonia por la ausencia de las principales autoridades del país, Chávarry dijo que es objeto de "comentarios carentes de fundamento" y se quejó de que los medios peruanos "no (lo) traten con respeto".

La difusión del audio se suma a las más de 20 grabaciones divulgadas por la prensa desde hace dos semanas y que han provocado protestas callejeras y llevado al presidente Vizcarra a anunciar una reforma judicial.

 

Te puede interesar: