Escucha esta nota aquí

El automóvil está cambiando tan rápido que, al recopilar estos cinco concept car más arriesgados del Siglo XXI, te das cuenta de que algunos de estos diseños que en su día parecieron casi una locura, en la actualidad, ya no parecen tan desencaminados.

De hecho, en esta lista de concept más arriesgados del siglo, realizada por el portal autobild.es, aparecen unos cuantos SUV del segmento B que, en su momento fueron desechados y, ahora mismo, parecerían los gloriosos abuelos de los modelos de producción de sus respectivos fabricantes, si estos se hubieran atrevido a fabricarlos alguna vez.

En todo caso, mejor que no lo hicieran porque para que a un vehículo le llegue el éxito, no solo tiene que ser un acierto estéticamente hablando -cosa que estos cinco arriesgados concept no siempre cumplen-, sino llegar en el momento adecuado.

A continuación, puedes ver los cinco prototipos más arriesgados de lo que llevamos de siglo, ya que anticipar qué vendrá sería demasiado pretencioso.

Kia KCV-II (2002)


En la época previa a Peter Schreyer, Kia a veces estaba un poco perdida con algunos vehículos, según Autobild. Y nunca lo estuvo tanto como cuando presentó este arriesgado concept desarrollado por el centro de diseño de los coreanos en Europa. El KCV-II iba a marcar el camino de la marca en cuanto a estilo y tecnología para la próxima década, pero menos mal que no fue así y decidieron cimentar su éxito en motoriados, por entonces, anodinos, pero prácticos y muy económicos.

Ford SYNus (2005)


De acuerdo con el portal especializado en el mundo automotor, este es el típico concept car arriesgado, pero porque todos los demás, aparte del diseñador -español-, no se dieron cuenta del sentido real de esta creación. Y es que el Ford SYNus estaba inspirado en un armadillo y precisamente eso es lo que parece en lugar de la inspiración para el nuevo Ford Explorer -o lo que debiera ser por entonces-, porque al verlo más bien uno piensa en un vehículo para transportar sacos de dinero de manera segura que en un SUV.

Fiat FCC Adventure (2006)


En lo que va de siglo, Fiat ha mostrado varios concept arriesgados con el leit movit de la aventura e, incluso, dos con este nombre. Aunque este intento de mezclar un crossover con un pick-up resulta tan indescriptible como el color de su carrocería, denominado Tricoat. Ni si quiera en Brasil -se presentó en el Salón de Sao Paulo- despertó gran interés y eso que allí el Strada es toda una institución, señala Autobild.

BMW X-Coupé (2001)


BMW se presentó en enero de 2001 al Salón de Detroit con este X-Coupé al que, visto desde la óptica actual, lo único que le sobra es el absurdo intento de ser coupé y crossover a la vez, 
indica Autobild. Y es que e
so solo lo logra el X6 y a costa de unos volúmenes de chapa mayores.

Eso sí, su pequeño abuelo tenía un buen motor: un 3.0 diésel con turbo, además de carrocería de aluminio. Para el porta automotor, Chris Bangle, su diseñador, ha tenido días mejores, aunque viendo otras de sus creaciones como el BMW Gina o el BMW E65 -uno de los peores BMW de la historia-, estos fueron antes de trabajar para la marca alemana.

Mercedes Vision SLA (2000)


El siglo, señala Autobild, empezó con esta especie de bocanada de aire fresco, pero que deja mal sabor de boca no sabes por qué. Con 3,77 metros de largo, el Vision SLA iba a ser algo así como el SLK mini. Sin embargo, el diseño arriesgado de este concept no convenció tanto como los números que le decían a Mercedes que el mercado para vehículos así, simplemente, iba a desaparecer. Por desgracia, no se equivocaban.