Escucha esta nota aquí

La cuarentena por el Covid-19 cambió la manera de entrenarse de los equipos de fútbol, que realizan, en su mayor parte, un trabajo a través de la app Zoom, una forma de controlar los ejercicios de los futbolistas y al mismo tiempo evitar que se aburran trabajando solos en casa y sin supervisión. 

Pero también está la preocupación de que aumenten de peso y por ello es que, en el caso de Guabirá, cada jugador debe pesarse y enviar la foto al cuerpo técnico comandado por el argentino Víctor Hugo Andrada.

“Les pedimos a los jugadores que nos manden la foto por WhatsApp de cuánto pesaron. No hay cómo nos engañen. Pero para bien, en el plantel que tenemos solo dos son propensos a engordarse”, sostuvo ‘Copito’ Andrada, cuyo equipo marcha undécimo en el torneo Apertura, que está paralizado desde el 15 marzo, con la disputa de solo 12 fechas de 26.

Para el DT mantenerse en forma también es responsabilidad de los jugadores, que deben cumplir las exigencias que hace el cuerpo técnico. “Nosotros les damos todo para el entrenamiento y ellos deben cumplir en ciertos aspectos fuera de los trabajos, como la alimentación”, recalcó.

Sobre el regreso al fútbol competitivo, el entrenador explicó que al menos van a necesitar unos 20 días de entrenamiento en cancha para agarrar ritmo y jugar un partido oficial. “Nos va a costar un poco con el balón, que es lo que menos tocamos en esta cuarentena, pues los jugadores no tienen mucho espacio en sus casas”, manifestó.

El cuerpo técnico de Guabirá trabaja a través del sistema de videoconferencia Zoom con dos grupos de futbolistas, de 13 cada uno. Los entrenamientos son de 10:00 a 11:00 y de 11:00 a 12:00.