Escucha esta nota aquí

En poco tiempo, Marcel Román se ha convertido en un referente de Real  Santa Cruz. El mediocampista uruguayo afronta la cuarentena en su domicilio de la capital cruceña y, como la gran mayoría, lo que más desea es que acabe pronto esta dura etapa por la pandemia para que todos retomen su actividad laboral.

“Lo que más queremos los jugadores es que vuelva el fútbol, pero no depende de nosotros. Por ahora estamos en casa, cumpliendo con las normas y esperando que pronto acabe esta dura etapa”, sostuvo el ex Oriente Petrolero y que a principio de año fichó en el equipo albo ante el pedido de José ‘Pepe’ Peña, DT del plantel merengue.

Román contó que el equipo sigue entrenando, aunque cada uno desde su casa, procurando no perder el estado físico. “El profesor nos pasa todos los días por WhatsApp el plan de trabajo y ya depende de cada uno si lo hace por la mañana o tarde. Este jueves, por ejemplo, nos tocó hacer hincapié en la parte de velocidad, pero lo importante es hay variantes todos los días, ya que también depende del espacio que cada uno tiene donde vive”, sostuvo.

También se refirió a la difícil situación económica que atraviesa el plantel, ya que el club solo les pagó enero. “Sabemos que solo cuatro equipos han pagado el mes de febrero, pero lo complicado es que tenemos responsabilidades que cubrir, especialmente los que somos extranjeros, que pagamos alquiler y debemos enviar dinero a nuestras familias”, dijo Román.