Escucha esta nota aquí

De jugar en Sport Boys, un equipo con bastantes problemas económicos y en el que en 2019 prácticamente no cobró nada, pasó a Always Ready, donde la realidad fue distinta. “Estamos al día y si no nos cancelaron el sueldo de marzo es porque aún no se definió qué porcentaje nos darán (Fabol y los clubes están negociando)”, afirma Hugo Rojas, que pasa la cuarentena por el Covid-19 en un momento especial de su vida.

El volante ofensivo tiene a su media naranja embarazada y por ello toma sus recaudos para no correr riesgos de contagio. “Mi esposa, Nikole Balcázar, no sale para nada porque está embarazada de cinco meses”. Junto a ella vive en la zona sur de La Paz. “Por ahora, también me cuido mucho, y solo salgo para hacer compras para la comida y nada más, es la única manera de evitar el virus”, sostiene.

Hasta antes del confinamiento, en una jornada normal, Rojas tardaba una hora y cuarto para llegar al estadio Municipal de Villa Ingenio. “Primero tomo el teleférico y luego el club nos traslada en un bus”, manifiesta.

Su actual momento en Always Ready es bueno. De jugar casi nada, comenzó a contar más para el técnico Eduardo Villegas, que ahora lo está haciendo alternar y ya comenzó a anotar goles, sumando dos hasta antes de que se decretara la cuarentena por el Covid-19. “Como no podemos juntarnos para entrenar, el trabajo lo hacemos por intermedio del Zoom”, agrega.

“Ya estoy adaptado a la altura y por ello ahora vuelo”, asegura un motivado Rojas, que tiene como características principales la velocidad y técnica, armas que las utiliza para romper defensas por las puntas. Su próximo objetivo, cuando se reinicie el fútbol, es ganarse un puesto en uno de los líderes del torneo Apertura. “Vamos bien, y esperamos seguir así una vez ruede de nuevo el balón”. Always Ready comparte la punta con The Strongest, con 21 puntos y con una diferencia de goles también pareja (más 9).