Escucha esta nota aquí

Tiene muchas ganas de volver a la cancha y de entrenarse con sus compañeros. El jugador de The Strongest Wálter Veizaga pasa la cuarentena con su familia en la ciudad de Cochabamba, desde donde dijo que quiere volver a la competencia, aunque prioriza la salud.

“Lo que más quiero es que se reanude el torneo. Uno extraña los partidos, los entrenamientos, los compañeros y seguro que cuando vuelva el fútbol se va a jugar seguido y por eso hay que estar bien preparado”, manifestó Wálter.

Al igual que sus compañeros se entrena en la parte física a diario a través de videollama y también está pendiente de lo que puedan acordar la dirigencia de la División Profesional y Fabol en el aspecto económico, algo que preocupa a todos los futbolistas.

Una vez que se declaró la cuarentena en Bolivia, el cochabambino dejó La Paz y viajó a su tierra para visitar a su familia conjuntamente su esposa Daniela Ruiz y sus hijos Thiago (5 años) y Rafaela (1).

“Estamos aprovechando el tiempo para estar en familia sin descuidar el trabajo. Con mis hijos lo que más hago es jugar, pues los niños eso es lo que más quieren. En el caso de mi hijo mayor ya juega pelota a sí que le gusta el fútbol”, dijo Veizaga.

También comentó que para matar el tiempo entra a la cocina y prepara algunas masitas. Suele preparar buenos churrascos y está aprendiendo a cocinar algunos platos más.

Wálter Veizaga tiene 31 años (24-07-1988) y durante toda su carrera deportiva jugó en Wilstermann, Oriente Petrolero y The Strongest, además de ser seleccionado nacional. En su palmarés tiene cuatro títulos, los que ganó con Wilster en 2010 y con The Strongest en 2012, 2013 y 2016.