Escucha esta nota aquí

El presidente de Wilstermann, Grover Vargas, tiene la esperanza de que la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) priorizará las necesidades que tienen en estos momentos el fútbol profesional  (por la crisis que ha originado que los torneos se paralicen por la pandemia), para distribuir la plata que le llegará de la Conmebol y FIFA, respectivamente.

A mitad de semana, la Conmebol anunció que cederá recursos económicos, mediante el programa Evolución, a sus afiliados para saldar deudas exclusivamente al fútbol profesional, situación que corroboró la misma FBF al informar que a Bolivia entregará un millón de dólares, más otros $us 500.000 de parte de la FIFA.

Con estos datos, Vargas entiende que se viene un importante apoyo al fútbol, pero que debe ser bien distribuido. “Cualquier dinero que ingrese a nuestro clubes será de gran ayuda en estos momentos críticos. De todas maneras, considero que la federación entregará estos recursos de manera consciente ya que el fútbol profesional es el que genera espectáculo, por lo tanto el que más responsabilidades tiene que asumir”, dijo Grover Vargas.

Haciendo números, Vargas explicó que si la FBF distribuye ese millón de dólares a Wilstermann le ingresará aproximadamente 70 mil dólares, menos del 50 por ciento del total que debe reunir todos los meses para pagar a la plantilla.

El titular del club aviador también se refirió a la propuesta de jugar sin público si es que el vuelve el fútbol al levantarse la cuarentena en el país. “La taquilla origina un importante ingreso y si vamos a jugar sin público, la pregunta es de dónde vamos sacar dinero para cumplir con nuestras obligaciones”, sostuvo.