Escucha esta nota aquí

Aunque poco a poco se está consiguiendo derrotar al coronavirus, la industria del automóvil no baja el ritmo de implicación en esa lucha. En esta ocasión, desde Porsche, llega una importante inyección económica resultante de una subasta muy especial que se completó con una donación directa de la marca de Stuttgart.

El primer medio millón se obtuvo de la subasta de RM Sotheby's de una unidad muy especial: el último Porsche 911 de la serie 991, nada menos que uno de los super exclusivos 911 Speedster.

Los interesados, que hicieron 32 ofertas, elevaron hasta los 500.000 dólares el precio de esta unidad.

A esta cifra, Porsche Cars Norteamérica  contribuyó con una cantidad similar, lo que elevó la recaudación de la acción al millón de dólares. Estos fondos se destinarán a United Way Worlwide y serán para la lucha contra el Covid-19 en Estados Unidos, el país con más muertos y casos de coronavirus.

Porsche tendrá un detalle especial con el nuevo dueño del coche, ya que se lo entregará en un evento especial, será obsequiado con una visita a la planta de Weissach, donde se fabrica el 911, y se le entregará un reloj Porsche Design con el número de chasis del Speedster grabado en la caja y un libro con imágenes del montaje de esta última unidad de la serie 991 de Porsche.