Escucha esta nota aquí

Chucho Navarro Jr. lleva 35 años honrando el legado de Los Panchos. Además de heredar el nombre de su padre, también conserva la mística para rasgar la guitarra, para hacer el acompañamiento a la primera voz y para sentir cada palabra de los boleros con los que el grupo forjó su leyenda hace 70 años.

Desde Guatemala, donde lo llevó la gira de celebración del septuagésimo aniversario de la agrupación, Navarro comentó a Sociales&Escenas, a través de una entrevista telefónica, que el público cruceño escuchará temas como Contigo, Rayito de luna, Un siglo de ausencia, Caminemos, Historia de un amor, Bésame mucho, Dime que no es verdad y Amorcito corazón.

Actualidad
Fiel a la formación que cambió la historia de la música romántica en el continente, Navarro describe que la actual alineación de Los Panchos está compuesta por Misael Reyes, que lleva la voz cantante y se encarga de la primera guitarra, Eduardo Beristáin toca el requinto y es la tercera voz, y aclara que él apoya con la guitarra y el acompañamiento vocal.

Como si fuera una enciclopedia de Los Panchos, Navarro recuerda detalles que harían saltar de emoción a coleccionistas e investigadores. Por ejemplo, relata que después de la Segunda Guerra Mundial, Alfredo Gil, fundador del conjunto, junto con Hernando Avilés y su padre, vio en el taller del lutier llamado Tatai un triple colombiano, un instrumento de ocho cuerdas, y le pareció que la caja afinaba en la, en una tonalidad dos veces y media más aguda que una guitarra.

“Hizo cortar simétricamente el brazo y cambió su armadura a seis cuerdas. Encontró un sonido muy especial. Ese timbre hizo que se defina el sonido especial de Los Panchos en 1946. En Puerto Rico deslumbraron a los músicos de ese entonces y ahí empezó la evolución de la canción romántica latina”, aseguró.

Bolivia
Navarro dice que Los Panchos se sienten bolivianos, que nuestro país está en la historia del grupo y no es gratuito. Cuando Hernando Avilés, el vocalista fundador decidió dejar el grupo, Gil y su padre encontraron su reemplazo en el legendario cantante orureño Raúl Shaw Moreno.

Esto sucedió en la época de oro del conjunto. “Compartimos mucho con su familia, le tenemos un gran cariño a su país por esto. La última vez que estuvimos en Santa Cruz fue en 2006, con Armando Manzanero, y coincidió con un homenaje a Raúl Shaw en el que nos invitaron a grabar para la televisión en un canal en La Paz”, recordó el músico.

También rememoró que fue su padre el que sugirió a Raúl Shaw cambiar su segundo apellido, porque Boutier era muy francés. Cabe recordar que el boliviano fallecido en 2003 fue hijo de un descendiente irlandés y de una migrante francesa. “Mi padre le propuso que lleve su segundo apellido (Jesús Navarro Moreno) y él aceptó. Utilizó ese nombre artístico toda su vida”, aseguró el heredero del romanticismo