Escucha esta nota aquí

Es un hecho que por su falta disciplinaria a las normas internas de Wilstermann, Juan Pablo Aponte recibirá un escarmiento. El presidente del club, Gróver Vargas, confirmó que el lateral izquierdo recibirá un duro castigo por haber sido aprehendido en estado de ebriedad al mando de su vehículo en la población cruceña de Portachuelo.

“No lo duden, Juan Pablo Aponte recibirá un castigo por su falta disciplinaria. Por no respetar las normas impuestas por el país por la cuarentena y las normas de la institución aviadora”, sostuvo Vargas. Para luego agregar que la sanción será económica y de otra índole.

El dirigente afirmó que ya se reunió con su directorio para tocar este hecho y para tomar las medidas necesarias. “Se investigará todo lo que pasó”, aseguró Vargas, muy molesto por lo sucedido y que precisamente se vea involucrado un jugador aviador.

Aponte fue aprehendido a las dos de la madrugada del lunes cuando en compañía de su hermano, Diego, y una señorita, que sería menor de edad, se encontraba en su vehículo en estado de ebriedad. Según el informe policial la denuncia la hicieron los vecinos de lugar.

Tras su aprehensión fue puesto a disposición de un juez, que ordenó su detención domiciliaria mientras que dure la cuarentena. Después debe presentarse cada semana en la Fiscalía. Los delitos de los que se lo acusa a Aponte son: atentado contra la salud pública y conducción peligrosa.