Escucha esta nota aquí

Otro club cruceño de la División Profesional que está de aniversario en este mes es Real Santa Cruz. Blooming ya festejó el 1 de mayo. Los “Leones blancos de ‘El Pajonal’, sobrenombre que llevan porque justamente su estadio y sede deportiva se ubica en una antigua zona de la capital cruceña, cumplen este domingo 58 años de vida instiucional, pues se creó un 1 de mayo de 1962.

Hace casi seis décadas, un grupo de jóvenes que vivían cerca de lo que hoy es el colegio Nacional Florida fundaron la entidad blanca, cuyo primer presidente fue Esteban Lairana.

En su primera etapa participó en los torneos de la Asociación Cruceña de Fútbol hasta que en 1977 fue parte de la naciente Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

En esta categoría tuvo altas y bajas, pero su mayor logro deportivo se dio en 1996 cuando se consagró campeón del torneo Apertura, que le posibilitó jugar en 1997, en el año que estrenó su estadio con capacidad para 12 mil personas, la Copa Conmebol y su rival en la primera  fase fue Lanús de Argentina.

El retorno al fútbol profesional

Tras la pérdida de categoría en 2004, y después de 15 años, volvió este 2020 al seno del fútbol profesional. Carlos Sánchez es el presidente del club y junto a su directorio, según informó, están apuntalando una entidad, que al igual que resto se debate en una dura crisis por la falta de ingresos.

Sánchez considera que  Real Santa Cruz es una institución que cuenta con 200 socios activos y que sus ingresos dependen del alquiler de sus instalaciones (estadio, sede social, piscina, canchas de tenis y fútbol siete).

“En los dos años que llevamos de gestión fuimos dos veces campeones de la asociación y gracias a que el año pasado logramos el subcampeonato en la Copa Simón Bolívar retornamos al fútbol profesional. Real Santa Cruz es del pueblo y para el pueblo. Nuestra esperanza es que crezcamos en el número de hinchas y de socios”, sostuvo Sánchez quien informó que hasta antes del receso de la temporada por la cuarentena se estaban haciendo trabajo de refacción y mejoramiento a toda la insfraestructura del club.

Los Peña

José y Álvaro Peña son reconocidos hinchas del equipo albo. Desde niños se formaron en el representativo merengue y por eso dieron el salto profesional en este equipo. Ahora ambos son entrenadores y cada vez que hablan de su querido club no esconden el gran cariño que le tienen.

“Soy un agradecido con Real Santa Cruz y eso me retiene a seguir siendo su entrenador. En este club me eduqué; tuvo grandes formadores como Elio Romero, el profesor Zapata y Luis Hinostroza, que ante todo se preocuparon de formar buenas personas”, sostuvo Pepe Peña, quien tiene de colaborador en su cuerpo técnico a su hermano Álvaro.