Escucha esta nota aquí

Un vehículo puede emitir muchos sonidos a causa de un sin fin de razones. Sin embargo, la mayoría de los ruidos son señales que el auto envía para avisar que algo no esta bien, en especial por qué podría ser problemático para la “salud” de tu vehículo.

Los ruidos que el auto hace deben ser identificados ya que pueden llevar daños en el motor que sin duda pueden llegar a ser bastante caros.

También existen los ruidos que se transmiten al interior del auto que no tienen nada que ver con ningún fallo de funcionamiento del vehículo y que pueden ser molestos para los usuarios.

Especialmente en aquellos vehículos de última generación, en los que el aislamiento sonoro del interior del auto es fundamental para evitar que el ruido interfiera en los medios activados por voz. El portal La Opinión sugiere cinco soluciones para reducir ruidos del vehículo.

1. Zumbidos en los paneles de las puertas.

Las bocinas pueden hacer vibrar o aflojar los paneles de las puertas, especialmente cuando se acostumbra a escuchar música con volumen alto. Se recomienda tratar de apretar tornillos o incluir cintas autoadhesivas de gomaespuma  para amortiguar estas vibraciones y reducir los ruidos.

2. Crujidos en la consola central y en el cuadro de mandos.

Para solucionar este problema y reducir los ruidos, se recomienda desmontar una de las piezas afectadas y colocar una cinta de fieltro en la zona de roce que origina los ruidos.

3. Vibración de cables o componentes eléctricos.

Los cables y componentes eléctricos pueden soltarse de sus anclajes a causa de vibraciones o impactos del vehículo. Basta con solo volver a anclar el cable o el componente, sustituyendo la grapa de amarre si estuviera afectada.

4. Zumbido de piezas plásticas 

Algunas de la partes en el exterior de los autos están ensambladas con grapas que con el tiempo y el uso pierden fuerza. Si el motivo de los ruidos es la pérdida o daño de alguna de las grapas, basta con solo reemplazarla.

5. Silbidos por falta de rigidez de las puertas.

Con el tiempo y el uso las puertas se pueden colgar o las juntas ya están defectuosas, esto provoca que el viento pase al interior del auto ocasionando el silbido.

Se recomienda reajustar las bisagras o sustituirlas si están desgastadas y renovar las gomas.