Escucha esta nota aquí

El actual campeón mundial de rally, Ott Tanak, se mostró conforme con el nuevo paso que dará el WRC el 2022 y que pasará de correr con los tradicionales World Rally Car, posicionados actualmente en la cima de la pirámide de la especialidad, a nuevos vehículos con tecnología híbrida, una estética más agresiva y un menor costo de producción y mantenimiento, entre otros puntos, sostiene un artículo de La Prensa Austral.

Lo más importante es que los autos seguirán siendo rápidos”, dijo el joven corredor quien decidió dejar el equipo Toyota Gazoo Racing el año pasado para fichar por el Hyundai Motorsport.

Peso extra

Si bien Tanak afirmó que con los nuevos autos, que combinarán el uso de un motor de combustión interna con uno o varios motores eléctricos, “habrá algo de peso extra por la batería y las partes híbridas”, con la nueva celda de seguridad y los cambios en la estructura “ahorrarán algo de peso”.

“Hay otros puntos en los que trabajar, así que, si podemos hacer los autos aún más livianos, eso daría más espectáculo. Incluso si los automóviles son más ‘juguetones’, puede ser divertido”, complementó.

Reducir los costos

Por otro lado explicó que “es evidente que necesitamos reducir un poco el presupuesto, porque se ve que es costoso para algunos equipos con un presupuesto más bajo mantener el ritmo”, aseguró

“Creo que es más importante tener más equipos que tener vehículos más radicales. Incluso si se da esta reducción de costos, podemos mantener la velocidad. Si el motor permanece igual en los ‘Rally1’, entonces tendremos la misma potencia y vamos a seguir trabajando para tener el peso más bajo posible”, complementó.

Según se informó hace unas semanas, los “Rally1” seguirán una línea muy similar a los actuales World Rally Car, con apariencias agresivas y un sonido espectacular. No obstante, podrán adoptar detalles más propios de los Rally2, actuales R-5, para abaratar las operaciones.