Escucha esta nota aquí

Las malas noticias están a la orden del día en San José. El abogado argentino Mariano Bambaci solicitó el embargo preventivo del monto que el club debe recibir del Programa Conmebol Evolución por deudas pendientes con tres de sus exjugadores argentinos: el  atacante Cristian Alessandrini,  el volante Javier Sanguinetti y el arquero argentino Juan Pablo Domínguez. 

El jurista, que dio a conocer la información a través de su cuenta de Twitter, hizo la solicitud directo a la Conmebol, que hace poco dispuso la entrega a sus federaciones miembros de los recursos del Programa Evolución, dineros destinados a proyectos de apoyo al fútbol y que ahora, producto de la crisis generada por el Covid-19, cambiaron de uso pues servirán para el pago de salarios de los jugadores.

El monto que le corresponde a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) es de alrededor de $us 1.000.000, del cuál máximo le tocará a cada uno de los 14 clubes de la División Profesional de a $us 70.000. Otras federaciones miembros de la Conmebol recibirán $us 2.000.000 pues no habían hecho uso del mismo en 2019, sí la FBF utilizó el monto el anterior año.

Esta mala noticia le llega a San José en su peor momento de crisis, con un plantel que cuenta con 14 jugadores a los que les debe siete sueldos, mientras que al resto, que son los que llegaron este año, los montos adeudados están entre los cuatro y tres meses. Según estimaciones el club tiene deudas totales que superan los $us 4.000.000.

Por este motivo, hasta la paralización del torneo Apertura, el plantel se había hecho cargo de las recaudaciones de los encuentros para repartir el dinero entre todos los jugadores.