Escucha esta nota aquí

Dos estadounidenses completaron ayer miércoles la escalada en piedra calificada como la "más difícil del mundo". Se trata de una pared vertical de 914 metros en El Capitán, una formación rocosa ubicada en el Parque Nacional californiano de Yosemite, del estado de California (Estados Unidos).

Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson empezaron la travesía el 27 de diciembre. Ambos vivieron en la roca misma. Comieron y durmieron en tiendas aseguradas a la piedra a miles de pies sobre el suelo.

En las fotografías podemos observar que los escaladores lucen como el Hombre Araña, con brazos y piernas desplegados contra la roca que ha sido descrita tan lisa "como un mosaico del baño".

Los escaladores necesitarán varios días para esperar a que su piel sanara. Caldwell cuenta que tenía que fijar su alarma para despertarse cada cierto tiempo y aplicarse una crema especial en sus adoloridas manos.