Escucha esta nota aquí

Con la humildad de siempre. N’Golo Kanté, el campeón con Francia en el Mundial de Rusia 2018, volvió a ser noticia internacional, no por su destreza en la cancha, sino por acceder sin prejuicios a la invitación de un grupo de hinchas para cenar, pasar la noche y jugar el videojuego de FIFA, después de perder el tren que lo debía llevar a París.

La historia surge después del partido que su equipo, (Chelsea) venció 4-1 al Cardiff City, el sábado en Londres. Kanté se atrasó en llegar a la estación y perdió el tren que lo llevaría hasta París, donde compartiría con su familia.

El mediocampista, de ascendencia malinese, se fue a una mezquita donde un grupo de personas lo reconocieron y le pidieron sacarse fotografías.

El jugador francés no se hizo problemas para aceptar el pedido de los hinchas y posteriormente aceptó la invitación para alojarse y compartir con los desconocidos. Cenó arroz con curry y no se hizo problemas para jugar FIFA en Play Station, además de ver un programa deportivo.

"La verdadera definición de ser humilde", aseguró uno de los fanáticos que gozó la presencia del jugador del Chelsea, que viene ganando fanáticos de todas partes del mundo.