Escucha esta nota aquí

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, declaró que en los primeros alegatos ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya (Holanda), Chile develará los argumentos de su continuo engaño para evitar una salida al mar a Bolivia.

“La demanda en la CIJ sella un momento histórico, ya que con ello se quebrantó un conjunto de camisas de fuerza frente a la política exterior chilena, caracterizada por dilatar la demanda en una sistemática actitud de engaño perpetuo. Toda esta panoplia, esa artillería diplomática que ha utilizado especialmente la cancillería chilena y sus voceros, va a desnudarse a partir de mañana (hoy)”, enfatizó ayer la autoridad ante los medios estatales.

Añadió que Bolivia asiste a La Haya a presentar argumentos legítimos, jurídicos, en procura de restablecer un diálogo político que ofrezca resultados a esta demanda histórica que tiene el país.
El sábado, el presidente del Senado, Patricio Walker, adelantó que en caso de que la CIJ confirme los argumentos bolivianos y exija negociar con Bolivia, sobre una salida al mar, regirá el principio de la intangibilidad de los tratados.

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, negó que haya controversia sobre límites, sino “una demanda boliviana francamente muy osada, que no tiene sustento jurídico” y que su país se opone terminantemente a ceder territorio y proyección marítima soberana.

Privados apoyan la causa
Luego de la invitación que hiciera el presidente Evo Morales de sumarse al acompañamiento moral de la delegación boliviana en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya (Holanda), los empresarios privados, además de organizaciones sociales, anunciaron que se anexarán a la movilización nacional desde este lunes.

El Gobierno tiene previsto realizar un acto de izamiento de la bandera de la reivindicación marítima en la plaza Murillo de la sede de Gobierno y espera que la población, instituciones públicas, privadas y sectores sociales, también se pronuncien.

Consultado al respecto, el vicepresidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Marco Salinas, expresó que su sector apoya la causa marítima, por un derecho de justicia y por mayores oportunidades que sin contar con puerto propio se ven continuamente perjudicados.

“Vamos a dar instrucciones a todos nuestros afiliados para que se cumpla con el embanderamiento no solo porque nos los haya pedido el presidente, sino por un tema de convicción”, apuntó Salinas.

Por su parte, Rodolfo Machaca, dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) y miembro del Pacto de Unidad, que aglutina a varios sectores sociales que apoyan al Gobierno, llamó a todos sus afiliados, en especial a la juventud, de acompañar con el embanderamiento a la delegación boliviana