Escucha esta nota aquí

La situación en Aurora se pone cada vez más tirante. Las negociaciones para llegar a un acuerdo económico están paralizadas y por ahora los jugadores y la dirigencia están distanciados.

“Tenemos todas las intenciones de negociar y llegar a un acuerdo, pero el presidente (Jaime Cornejo) no quiere negociar, él quiere imponer y eso hace que no se llegue a un acuerdo”, dijo a DIEZ uno de los capitanes del equipo David Díaz.

Los contratos que tienen los jugadores con el club consiste en 10 cuotas a pagar en esta temporada y hasta la fecha solo cobraron una cuota y poco más del 25% de la segunda, figura que ha puesto en una situación difícil a los jugadores.

Debido a esos problemas económicos el trabajo que el plantel de futbolistas venía realizando vía aplicación Zoom se vio suspendido. “El presidente le dijo al preparador físico que licenciaba al equipo hasta nuevo aviso”, manifestó Díaz.

Sin embargo, los jugadores del plantel celeste siguen abiertos al dialogo y esperan que pronto se pueda llegar a una solución a este álgido problema.