Escucha esta nota aquí

Oriente Petrolero tiene en sus filas a un zurdo mediocampista, de 23 años, que hace recordar, por sus pinceladas de buen juego, al brasileño Celio Alves, que en la década de los ochenta maravilló a los hinchas refineros.

Carlos Soliz está escribiendo su historia en el equipo albiverde desde la segunda mitad de la temporada 2019. Posee recursos técnicos de sobra. Juega de enganche o extremo. Sabe el oficio porque es rápido e intrépido en área enemiga.

Él cuenta que no le ha sido fácil llegar al fútbol profesional porque desde que dejó la escuela de fútbol de su barrio, Plataforma, de la zona Los Lotes, tuvo que probar suerte en varios equipos de la Primera A, entre ellos Deportivo Cooper, donde no pudo quedarse.

La falta de oportunidades lo hizo entrenar en un club (Famagol FC), que no compite en la Asociación Cruceña de Fútbol, para mantenerse futbolísticamente y confesó que en cierto momento se le pasó la cabeza dejarlo todo para ponerse a estudiar una carrera universitaria (contaduría o administración de empresas). “Me gustan los números”,dijo al respecto.

El destino hizo que en Famagol FC conozca a Jorge Zapata, ex jugador de Oriente Petrolero, quien le ayudó a llegar a jugar en el club Huanuni de la asociación de Oruro, donde jugó tres temporadas (2016-2018).

Adaptado al fútbol de esa región y, desde luego, a la altura se la jugó en enero de 2019 en hacer las pruebas que Oriente Petrolero promueve para captar jugadores nuevos. Se quedó, aunque la directiva decidió que primero muestre sus cualidades en el equipo que milita en la Primera A y cuyo entrenador era Luis Marín Camacho.

“Seis meses estuve y forme parte de la pretemporada que se hizo”, contó Soliz, que justamente Camacho lo hizo debutar en el plantel profesional, tras asumir interinamente el cargo de entrenador, ante la partida de Mauricio Soria.

Su primer partido fue en el Clausura 2019 ante Bolívar, en La Paz. “Me sentí bien porque venía de jugar en Oruro y quizás el profesor (Camacho) me puso porque podía desenvolverme bien. Le demostré que estaba en condiciones para el reto”, sostuvo Soliz, que en ese torneo marcó un gol, a Sport Boys.

“Me siento cómodo en Oriente. Cuento con el apoyo del entrenador (Pablo Sánchez) y de mis compañeros”, confesó este volante que en el Apertura 2020 le hizo un gol a Real Santa Cruz (fecha 7).

Soliz por ahora se recupera de una lesión (distensión de ligamentos en el tobillo) que sufrió el 1 de marzo, ante Wilstermann en Cochabamba, en partido por la fecha 10.

“Mi objetivo es consolidarme en Oriente Petrolero y aportar a que el equipo tenga logros importantes”, dijo este joven jugador cruceño, que admira el juego de Messi y Cristiano Ronaldo y es hincha confeso del equipo refinero, aunque admite que siendo niño admiraba a The Strongest, por su abuelo, que seguía todos los partidos del Tigre.