Escucha esta nota aquí

Con los motores parados por el coronavirus, la Fórmula 1 sigue activa en los despachos de cara a 2021 tras anunciar Ferrari este jueves el fichaje de Carlos Sainz, para sustituir a Sebastian Vettel, mientras la plaza del español en McLaren, la ocupará Daniel Ricciardo.

Ferrari anunció el fichaje de Sainz por dos años (2021, 2022), para acompañar al monegasco Charles Leclerc, apenas unos minutos después de que McLaren informara de la firma por "varios años" del australiano de 30 años, que tendrá como compañero al británico Lando Norris, de 20 años.

"Creemos que una pareja de pilotos con el talento y la personalidad de Charles (Leclerc, con contrato hasta 2024) y Carlos, la más joven de los cincuenta últimos años de la escudería, será la mejor combinación posible para ayudarnos a alcanzar los objetivos que nos hemos fijado", afirmó el director del equipo italiano, Mattia Binotto, en un comunicado.

Y es que la escudería del 'Cavallino Rampante' no ha vuelto a ganar un título mundial desde que Kimi Raikkonen se proclamara campeón en 2007 ni un título de constructores desde 2008.

Incluso con Vettel potencialmente en el mercado, el equipo francés podría verse tentado de girarse hacia un antiguo amor: el español Fernando Alonso, de 38 años y retirado de la categoría desde finales de 2018.

La marca del rombo ha ganado sus dos títulos de campeón del mundo de constructores y de pilotos con el español en 2005 y 2006.

Llegado a Ferrari en 2015, Vettel, de 32 años, abandonará la Scuderia a finales de 2020. El futuro del cuatro veces campeón del mundo 2010-2013 con Red Bull es incierto.

"Lo que ocurre en estos últimos meses ha llevado a muchos de nosotros a reflexionar sobre lo que son nuestras prioridades en la vida", había afirmado este padre de familia en el comunicado que anunciaba su salida de Ferrari.

"Hay que adoptar una nueva mira frente a una situación que ha cambiado. Personalmente, me voy a tomar el tiempo necesario para reflexionar sobre lo que importa realmente de cara al futuro", añadió.

La situación en el mercado de traspasos es inédita con una temporada 2020 que no ha comenzado por la pandemia de coronavirus.