Escucha esta nota aquí

El abogado Allen Grubman, quien guarda los secretos de personalidades de la industria del entretenimiento como Robert de Niro, LeBron James, Sofía Vergara, U2, Priyanka Chopra y Lady Gaga, fue hackeado. Ahora, los piratas le exigen 21 millones de dólares, para no exponer a sus clientes. 

El website del despacho Grubman, Shire, Meiselas & Sacks, con sede en Nueva York, amaneció caído por el peor de los motivos. Hasta 756 gigabytes de datos, incluidos contratos y correos electrónicos personales fueron robados del despacho de abogados. 

Por si la extorsión fuera poco, los hackers van en serio es que colgaron en internet lo que parece un contrato para Madonna.

Ante la situación, el bufete informó que fueron víctimas de un ciberataque, para eso contrataron expertos en el asunto, quienes están trabajando las 24 horas del día para reparar todo.  

El FBI está rastreando la pista mientras Grubman, padre de la famosa relacionista pública Lizzie Grubman, y sus socios han avisado a todos sus clientes de lo ocurrido. “Se trata de un bufete que posee detalles delicados sobre todo: contratos de trabajo, acuerdos confidenciales y patrocinios para las mayores estrellas de Hollywood y Nueva York”, dijo a Page Six una fuente próxima a la investigación.

Además de los citados clientes, se encuentran Elton John, Barbra Streisand, Barry Manilow, Rod Stewart, Lil Nas X, The Weeknd, Drake y Mike Tyson.


Datos de los piratas

En la famosa 'deep web' estos delincuentes son conocidos como REvil y Sodinokibi. Entre sus hazañas, en enero atacaron a la compañía de divisas Travelex con un malware que encripta los datos hasta que se paga un rescate en una moneda criptográfica imposible de rastrear. El sistema judicial del estado de Texas, la plataforma HBO y el programa Zoom de videoconferencias también fueron atacados por estos piratas.