Escucha esta nota aquí

Jair Reinoso está feliz de radicar y jugar en Bolivia. Lo confesó en una entrevista que concedió a la cuenta del Facebook del programa El Crack.bolivia. El atacante colombiano de The Strongest, que hizo inferiores en equipos de su país, Argentina, Francia y Estados Unidos, respectivamente, pero cuyo debut en el fútbol profesional lo hizo el 2008 en Bolívar, admite que Bolivia se lo ha dado todo e incluso que su deseo es integrar la selección nacional, dado que asumió la nacionalidad porque su esposa es boliviana y tiene hijos bolivianos.

“Bolivia me lo hado todo en el fútbol y en la vida. Me ha dado lo más lindo y lo que me hace feliz, que es el fútbol, mi familia y una casa. Es un país que me trata muy bien. Mucha gente me pide para jugar en la selección. Yo guardo la esperanza de que esto pueda pasar y tengo la chance porque ya soy boliviano. Yo lo debo todo a este país. Y si se puede me gustaría devolverle todo lo que me ha dado”, sostuvo el ariete.

Y están dadas las cosas para que este atacante puede lograr su objetivo. En su carrera, que la empezó el 2008 lleva marcados 156  goles. En Bolívar (2008-2009) hizo 8; en Aurora (2010-2011) marcó 39; en San José (206-2018) anotó 33 y en el Tigre, en dos periodos (2013-2014; 2019-2020) lleva 60 conquistas.

Contó que Pablo Escobar, ya entrenador y que había sido su compañero en anteriores etapas en The Strongest, lo llamó para que formara parte del equipo atigrado en el 2019 después de su paso por San José. “Me dijo, Jair, necesito que me ayudes. No dudé en decirle que sí”, contó Reinoso, recordando que en la temporada 2018, en San José,  fue el goleador del Clausura con 20 anotaciones y, según su versión, Escobar lo quería junto al panameño Rolando Blackburn, que ya jugaba en el Tigre.

“Me dijo que quería  contar con los dos, pero a Rolando (Blackburn) no lo podía hacer jugar por las puntas y a mi sí. Respeté la decisión del entrenador. Jugué por afuera e igual marqué 11 goles y ayudé a que el Toro (Blackburn) sea goleador. Después él (Blackburn) se fue a Tailandia y quedé de nueve. Así tuve la oportunidad que estaba esperando. Gracias a Dios no la he soltado”, sostuvo el cafetero acerca de la confesión del Narigón.

Con 34 años, Reinoso considera que puede jugar a gran nivel unos tres a cuatro años más, pero entrenando duro y cuidándose. “En esta cuarentena entreno hasta en tres turnos para mantenerme bien físicamente”, dijo.

Confesó que el Tigre se siente cómodo. “Me siento muy bien; recibo un buen trato. Es un lugar en el que siempre quise estar y por eso volví. Es un grande de Bolivia. Me quedó la espinita de jugar en Colombia. No sé si tendré la revancha porque allá se fijan mucho la edad”.

También adelantó que tiene posibilidades de jugar en el Inter de Miami, cuyo directivo es Marcelo Claure, presidente de Bolívar.

“El Inter de Miami me interesa porque uno delos directivos es Marcelo Claure y me tiene mucho aprecio más allá que acá juego en el equipo que es su rival. Él sabe que lo que he ganado ha sido con todo merecimiento y sé que él valora eso. Sería lindo formar parte de ese proyecto. Sería terminar mi carrera donde empezó todo porque allá tengo mis amistades y a mi familia. Sería todo perfecto”, puntualizó el atacante, que, además de jugar en equipos de Bolivia también lo hizo en Once Caldas y Cúcuta Deportivo de Colombia; Cobreloa de Chile, Zhejian Yiteng de China y Indy Eleven de Estados Unidos.