Escucha esta nota aquí

Hoy la cuarentena no lució ni dinámica ni estricta. Lució blanda. En las calles adyacentes al mercado Alto San Pedro, por ejemplo, había una actividad de hormiguero antes de surazo. "Se me acabó la plata. Debo tres meses de alquiler y desde el 10 de marzo que no trabajo", comenta Antenor Paco, que hoy abrió su peluquería. 

Cerca de Villa Warnes, Carlos Rodríguez recibió a su segundo cliente del día. En toda la mañana solo limpió la cañería de un radiador. "Eso no alcanza para pagar lo que debo. Los vecinos me dieron para comprar comida. ¿Bono dice? Ah, no.. no cobré ninguno". 

El taller en el que trabaja Óscar le ha pagado un sueldo mínimo, porque completa el resto del salario  con un porcentaje de los vehículos a los que repara los frenos y el embrague. Javier Itacahua y su madre, Ana Rosa, salieron del kilómetro 6 de la doble vía a La Guardia y se dirigieron hasta la zona de La Ramada. Venden guantes y barbijos. 

Le fue mejor a Diego Mondocorres, un vendedor de accesorios telefónicos, desde que se aprobó el delivery. "Estuve vendiendo on line desde gzstores.com. Eso ayudó un poco", comenta, mientras hace fila para entrar a una farmacia. 

Entre los más creativos está Marco Antonio Lazarte, que salió a vender jugo de naranja. "Combata el coronavirus con su vitamina C", dice un letrero que puso en su carrito de jugos de naranja. "Ya llegó tu vitamina C", dice su segundo letrero. Vende desde hace una semana por el quinto anillo, cerca de la avenida Moscú. 

César Siles utiliza amonio cuaternario para desinfectar vehículos. Perfectamente equipado con barbijo, protector facial y guantes, acciona su mochila portátil y desinfecta por dos bolivianos las puertas y ruedas de los vehículos. "Lo hago hace una semana. Tengo que comprar leche porque mi hijo la toma todos los días y no me dieron el permiso para trabajar en mi pequeña empresa de limpieza", cuenta. 

Hubo un decomiso en Alto San Pedro: Nicole Montaño perdió, a manos de un grupo de gendarmes, el carrito en el que vendía películas en CD. Una comerciante de ese mercado, que salía a vender cotidianamente, dio positivo al coronavirus hace algunos días. 

Estos son ejemplos de una cuarentena que ha puesto a la economía de quienes arañan el peso cada día a un límite casi insostenible, mientras que el número de casos va aumentando. 

Más casos en Santa Cruz

La gobernación reportó 245 nuevos casos positivos al terminar la semana. Hoy, el municipio mostró un mapa con las 18 zonas de mayor contagio de coronavirus.

El secretario de Movilidad Ciudadana, Rolando Ribera, mencionó especialmente la zona 14, en la que se encuentra el mercado minorista Abasto. En ese espacio, formado por las unidades vecinales 51, 52, 108 y 111, los infectados han llegado a 56. 

En las 18 zonas identificadas en la ciudad hay entre 4 y 56 casos positivos. Ribera no detalló cuántos casos hay en cada zona y aclaró que no se mencionan calles ni barrios "porque todos merecemos ser tratados con respeto, y el día de mañana usted o yo podemos estar así", dijo. 

Las zonas con el color más oscuro tienen un mayor número de casos y las que tienen un color más claro, menos casos. 

El mapa permite tomar decisiones como el cierre de supermercados y mercados (fue el caso del Abasto Minorista, que será reabierto cuando cumpla su cuarentena de 14 días la próxima semana). 

El mapa fue realizado con la ayuda del Instituto Geográfico Militar. Por ejemplo, permite ver que la unidad vecinal 250, fuera del cuarto anillo, tiene 24 casos, mientras que en el centro de la ciudad se registraron 80 casos. 

Otra zona bastante afectada es la que abarca el tramo entre los cañaverales de San Aurelio y el aeropuerto El Trompillo: Concretamente, las unidades vecinales 47, 105 y 114. 

El Sedes aseguró que la mayoría de los casos se detecta fuera del cuarto anillo, aunque el mapa del municipio muestra que en el centro hay también casos en los cuatro cuadrantes que lo conforman. 

Según Ribera, ante la excesiva movilidad en el municipio -considerado de riesgo alto-, es necesario revisar el decreto 4229, de fines de abril de este año. El quinto artículo de ese decreto libera la actividad de algunos sectores. "Muchas personas que circulan se están valiendo de ese artículo. Se debe volver a una nueva normalidad pero progresivamente", dice el secretario. 

Con el mapa de riesgo como guía se sigue vigilando el cumplimiento de la cuarentena con ayuda de la Fuerza de Tarea Conjunta, la gendarmería y la Policía. 

El quinto artículo libera las actividades del sector industrial, las manufacturas y del sector agropecuario. También permite actividades en el sector minero, entrega de comida, comercio con entregas a domicilio, prestación de servicios no profesionales y construcción. El municipio considera que este artículo es ambiguo.