Escucha esta nota aquí

Originaria del sur de México y Centroamérica, la palta es una fruta de agradable sabor  que se consume de diversas maneras. En Bolivia se cultiva varias especies sobre todo en zonas cálidas. Como alimento, destaca por su riqueza en minerales, fibras y vitaminas, por lo que se considera un producto muy saludable.

La nutricionista boliviana Carmen Elena López manifestó que en esta época se debe tener el organismo fortalecido para evitar el contagio del coronavirus. Recomienda el consumo de palta por ser uno de los alimentos que refuerza el sistema inmunológico.

López indicó que una de las mejores maneras de luchar contra la infección del Covid-19 es estar sano y con el cuerpo fortalecido, para repeler a cualquier virus oportunista. Los  alimentos ricos en minerales, vitaminas, fibras y grasas saludables, como las que tiene la palta, contribuyen al equilibrio corporal al mismo tiempo que elevan las defensas.

¿Qué contiene esta fruta? De acuerdo a los expertos en nutrición, el consumo de palta aporta vitaminas C, E, K, B5 y B6. También contiene minerales como el potasio y otros componentes como el ácido fólico.

Desde el punto de vista nutritivo, tiene calorías, proteínas, fibras y grasas saludables. Es un alimento que no contiene colesterol ni sodio y es baja en grasas saturadas. En comparación con el apetecible plátano, que alberga un 10% de potasio, la palta alcanza 14% de este mineral.  Entre los beneficios por su consumo, los nutricionistas resaltan que ayuda a bajar el colesterol y los triglicéridos en la sangre, al mismo tiempo que se convierte en un regulador natural de la presión sanguínea y otras dolencias cardíacas.

¿Cómo se la puede consumir? 

La palta se puede servir de muchas formas, sola o acompañando otros platos. Se la puede comer pura, en rodajitas o cuadritos. También aplastada, en puré con pan, o como parte de una rica ensalada. Igualmente es muy famosa la salsa mexicana, conocida como guacamole.

La palta puede ser utilizada como producto de la belleza. Es materia prima para cremas caseras. Una mascarilla de palta y miel consigue una limpieza del cutis admirable. Como crema de enjuague, permite fortalecer el cabello.

Pero cuidado, hay que lavarla bien

Si bien la palta es sabrosa y rica en nutrientes, se debe limpiar muy bien antes de consumirla. Es aconsejable, al igual que con otros alimentos, colocar la fruta bajo un chorro de agua tibia y refregarla por 20 segundos. Otro sistema de desinfección que se ha vuelto usual recomienda dejarlas en un recipiente con agua y unas gotitas de lavandina, así se eliminan completamente cualquier tipo de germen.

La cáscara de la palta puede tener listeria, una bacteria que provoca infección intestinal y que proviene de la tierra o el agua de riego. La listeria puede contaminar la pulpa de la fruta, por ello, antes de quitarle la cascara, debe ser cuidadosamente lavada. 

Preservar la palta

Si compra la fruta aun verde, la puede hacer madurar envolviéndola en papel de periódico a una temperatura ambiente, entre 20 y 25 grados. Después de entre cuatro y siete días, estará lista para llevarla a la mesa y consumirla. Si no se quiere que madure tan rápido, se puede colocar en la heladera para conservarla por algunos días más.