Escucha esta nota aquí

Volkswagen sigue y seguirá empujando su desarrollo y transformación hacia una marca donde los autos eléctricos dominen su alineación de productos y ventas. Ahora todo indica que hasta la división deportiva R buscará dar el salto al mundo eléctrico, aunque no en el corto plazo, aún tendremos tiempo con los R de toda la vida.

La gente de Top Gear pudó hablar con Jürgen Stackmann, miembro de la mesa directiva de Grupo Volkswagen, quien confirmó que el futuro de la división R será eléctrico. Los primeros pasos de este cambio en la división ya se dieron, uno en forma del increíblemente veloz Volkswagen I.D. R que hasta se llevó un récord en Pikes Peak y Nürburgring.



Después del I.D. R llegó el Touareg R que obtiene su poder extra gracias a un sistema eléctrico —híbrido enchufable—, que apoya a su V6 turbo para que en conjunto puedan producir 455 hp, además de tener tracción en las cuatro ruedas y un rango decente de autonomía sólo con energía eléctrica.

Por el momento estos serán los únicos modelos de la división, pues está más que confirmado que el próximo Golf R no contará con una variante electrificada, mantendrá su poder gracias a un motor de 4 cilindros y 2.0 litros, turbo de más de 300 hp. Sin embargo, tras el lanzamiento de este modelo que se coloca en lo más alto de la división y el que más tradición lleva, probablemente veamos algunos otros híbridos enchufables.

No hay fechas claras, pero es más que probable que entre los próximos cinco años se vea al primer Volkswagen R de producción totalmente eléctrico, incluso una variante del ya famoso I.D. 3.