Escucha esta nota aquí

Se nota que tenía mucho qué decir, pese a que ya pasaron tres años de aquel catastrófico resultado de visitante ante River Plate por 8-0, quedando eliminado Wilstermann de los cuartos de final de la Copa Libertadores 2017 tras el 3-0 de la ida, en Cochabamba. El exarquero del aviador, Raúl Olivares, afirmó que nunca había visto a un equipo "con el ritmo que imprimió el millonario" y que por los casos de dopaje que tuvo, dos en diferentes partidos, el equipo argentino debió ser descalificado del torneo. 

En diálogo con el medio La Nota Roma, el portero chileno, que ahora juega en Deportes La Serena de su país, dejó dudas sobre la actuación de su compatriota el árbitro, Julio Bascuñán, para luego relacionar los casos de dopaje de los millonarios, Martínez Quarta y Camilo Mayada, con el "ritmo que tenían sus rivales (jugadores millonarios)”.  

"Cuando River  me atacaba, nunca vi un ritmo así, de esa manera. No lo vi en ningún equipo, y mirá que enfrenté a Atlético Mineiro, a Palmeiras... No se lo vi a nadie. Yo creo que ese ritmo es del Barcelona, del Real Madrid, del Manchester, del PSG​", afirmó. 

Sobre los dopajes de dos jugadores del millonario en esa Copa, también deja dudas al afirmar que River debió ser descalificado: "Yo había escuchado esa noticia, que fue grave pero no hubo impacto. No sé si me explico... Lo que quiero decir es que fue grave, pero no tuvo tal impacto. River debería haber sido descalificado de la Copa Libertadores"

Agrega, siempre dejando dudas y siendo duro en sus afirmaciones: “Me parece muy extraño que se habló (en esa Libertadores) de siete u ocho jugadores (que dieron positivo) y después fueron dos, y uno era un juvenil (Martínez Quarta). Me parece extraño que haya pasado eso, y el nivel y el ritmo que tenían los tipos", agregó el chileno. En aquella ocasión, corrió el rumor de que los casos de dopaje de River habían sido ocho y no dos, algo que fue desmentido por el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, en aquel entonces. 

Sobre su compatriota y árbitro Julio Bascuñán afirmó: "A mí me arbitró un chileno, que me pidió mi camiseta en ese partido, y el tipo no cobra la primera falta y nos hacen el 1- 0. Los árbitros (no cobran), como es River y este equipito es de Bolivia, entonces no sé. Ignoro la fuerza o poder que pueda tener River en la Conmebol, lo ignoro. No me quiero basarme en eso, pero hubo hay algo raro, que quizá hoy día no se va a saber, pero algún día se va a saber toda la verdad", contó. 

Cerró la entrevista dejando más polémica: "No va a faltar el que hable, el que ya no esté en River y que diga 'saben qué, hay ocho jugadores con doping, jugaron toda la Copa Libertadores dopados... No va a faltar el momento, si es que fue así”.