Escucha esta nota aquí

El sector de la micro y pequeña empresa prevé retornar a sus labores este lunes 25 de mayo. El jueves, la dirigencia del sector se reunirá con el Gobierno para coordinar los protocolos de seguridad con los que regresarán a trabajar. Sin embargo, el sector operará al 30% de su capacidad y con el 40% de su fuerza laboral.

En Bolivia operan 600.000 microempresas que generan más de 1,5 millones de fuentes de trabajo en todo el país.

Néstor Conde, presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresas (Conamype), señaló que el sector tiene previsto retornar el próximo lunes al trabajo siguiendo todas las medidas de seguridad que establezca el Gobierno. En ese sentido, sostuvo que serán cerca de 400.000 unidades de negocios.

“El próximo lunes vamos a volver a trabajar. Tenemos que dinamizar la economía de nuestras empresas sino nos veremos obligados cerrar”, explicó Conde.

El dirigente anticipó que el sector comenzará a operar al 30% de su capacidad y con el 40% de su fuerza laboral debido a que muchas unidades productivas llegan con poca liquidez para arrancar sus operaciones.

“El retorno será de a poco, es imposible llegar con todo el personal”, informó.

Entre las principales actividades que vuelven al trabajo están las manufacturas: textiles, carpintería, calzados y cueros.

El dirigente informó también que mañana jueves tendrán una reunión con el ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, en donde se analizarán las formas y normas de cómo retornarán a trabajar.

Además, el sector pedirá una revisión a los créditos que otorgará con el Fondo de Reactivación de Empresas, para que las mypes puedan beneficiarse con una menor tasa de interés.

“Estamos tratando de canalizar estos préstamos. Ahora no hay personas que adquieran el crédito”, señaló.

Este lunes, el sector industrial  cruceño volvió a operar después de estar 60 días parado debido a la emergencia sanitaria que vive el país por el brote de coronavirus en Bolivia.

Pero las empresas comenzaron a operar de forma lenta. La dirigencia del sector dijo que el trabajo se irá incrementando a medida que las fábricas aumenten el ritmo de sus líneas de producción

Pese al estado de emergencia que vive el país, el Gobierno decidió flexibilizar las medidas de confinamiento para reactivar la economía que está paralizada desde hace dos meses.