Escucha esta nota aquí

La naturaleza es benévola con los seres humanos. Brinda sus frutos para que se los aproveche, no solo como ricos alimentos, sino también como ingredientes para sanar el cuerpo. Un popular derivado de ellos son los jugos, que con sus sabores naturales seducen el paladar. Sin embargo, muchos no saben las propiedades y beneficios que trae consigo consumir estos néctares.

Los ingredientes nutritivos de los vegetales frescos se pueden trasladar de manera agradable a los jugos, en los que se conserva el sabor y, sobre todo, el valor que aportan en vitaminas, minerales, fibra y energía. 

Los jugos de vegetales se deben ingerir en justa medida y tener cuidado en la forma en que se las prepara, más aún en estas épocas en que acecha el coronavirus. La dietista boliviana María Fernanda Urquizo explicó que, tanto verduras como frutas deben ser muy bien higienizadas, lavadas con agua, y si es posible, que tenga unas gotitas de lavandina, para eliminar cualquier presencia de gérmenes que son dañinos para la salud.

Explicó que los jugos ya tienen el azúcar natural de las frutas y las verduras. La nutricionista aconseja no añadir más endulzante, aunque será el gusto del consumidor el que determine la conveniencia. En todo casa resalta que se deben agregar pequeñas porciones.

Todos las jugos de frutas se pueden preparar con agua o con leche, explicó la dietista nacional. Queda muy rico un licuado de papaya, guineo, frutilla y manzana con leche, sumándole los nutritivos que tiene este lácteo. 

Deliciosas sugerencias

Un jugo nunca podrá reemplazar a un almuerzo o cena, por más que sea nutritivo. Se puede considerar como desayuno o alternativa a  la merienda de media tarde. Algunas frutas y verduras que generan ricos y saludables jugos son:

* Papaya. Es un buen diurético, tiene grandes cantidades de vitamina C, su vitamina A mejora la salud de la piel, es antioxidante, previene ataques cardiovasculares y mejora el estreñimiento.



* Cítricos. La naranja, el limón, la mandarina, el pomelo y la toronja forman parte de este grupo de frutas. Son una gran fuente de vitamina C y de minerales, activa el sistema inmunológico, evitando los resfríos, por lo que son buenos en estos días de lucha contra el Covid-19. Protege el sistema digestivo y desintoxica el organismo.



* Zanahoria. Es rica en vitamina A y corotenoides (antioxidantes naturales). Tiene minerales como potasio, fósforo, magnesio, yodo y calcio. De igual manera, vitamina B3, E y folatos. Fortalece los dientes y las encías, las uñas y el cabello. Combate el estreñimiento el dolor de estomago.



* Alcachofa. Esta verdura ayuda a disminuir el colesterol, a la pérdida de peso, la anemia, los gases y a regular los niveles de azúcar en la sangre. También mejora las molestias digestivas. Contiene vitamina A, B y C, fibra, calcio, sodio, magnesio y potasio.




* Rábano. Es altamente diurético y combate la retención de líquidos. Contiene vitamina C y fibra, muy favorable para el transito intestinal; glucosinalatos, que se encargan de cuidar el hígado y la vesícula. Es muy rico en yodo, que ayuda a funcionar las glándulas tiroideas, almacena potasio, folato, magnesio, manganeso y calcio.



* Manzana. Ayuda a reducir el colesterol y a que la grasa se acumule en los vasos sanguíneos, por lo que es efectiva en prevenir enfermedades cardiovasculares. Es rica en vitaminas C, E y K, en calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio y sodio. Combate la diabetes y el asma, ayuda a la digestión y fortalece los huesos.



* Guineo. Rico en minerales como el magnesio, potasio, sodio, zinc, ácido fólico y sustancias astringentes. Posee vitaminas B, C y E, antioxidantes y fibras. Ayuda a luchar contra enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, la depresión, el estrés y la anemia.



* Piña. Al tener abundante fibra previene el estreñimiento, normaliza la flora intestinal y evita la obesidad. Tiene vitaminas A, B1, C y ácido fólico, también contiene potasio, magnesio y hierro. Es buena para el hígado, es antiinflamatoria e interviene en el desarrollo de las células cancerosas.



* Frutilla. Posee grandes propiedades energizantes y antioxidantes, tiene vitamina C y es rica en fitonutrientes que permite contrarrestar los efectos de los radicales libres. Ayuda a producir colágeno en el cuerpo y a prevenir enfermedades cardiovasculares.

* Durazno. Tiene alto contenido de minerales, como el potasio, que regula la tensión arterial; el fósforo, fundamental para el sistema nervioso; magnesio, que contribuye a prevenir los estados de cansancio, ansiedad y estrés. También ayuda a prevenir enfermedades renales y cardiovasculares. Contiene vitamina A, B y C.




Con estas frutas y verduras, combinadas con agua o leche, se puede dar un festín de agradables jugos y muy buenos para la salud, para fortalecer el organismo y combatir el coronavirus.

Los nutricionistas explican que no todos los vegetales se pueden mezclar. Recomiendan no juntar en un mismo jugo la naranja con la zanahoria, la piña con lácteos, la papaya con limón o la guayaba con el guineo.

Jugoterapia

Para las personas que no están muy acostumbrados a consumir vegetales, tomar jugos es una buena forma de acceder a los beneficios gustativos pero principalmente nutrientes de las frutas y las verduras.

Los nutrionistas e ingenieros de alimentos han elaborado infinidad de recetas de jugos. No solo se tienen que combinar sabores, olores, colores, sino también los nutrientes que cada fruta y verdura tiene, para lograr un perfecto sabor en el jugo.

La jugoterapia amplía el gusto por los vegetales comestibles, que al ser colocados en una maquina, apretados y extraídos sus líquidos, se obtiene el jugo, que se puede combinar con agua, leche u otros elementos para alcanzar un rico sabor.

Comer una fruta o una verdura es un placer, pero tomar un jugo de los mismos vegetales es una delicia que no se le debe prohibir al paladar.