Escucha esta nota aquí

Hay 55 presos del penal de Palmasola que están aislados ante la sospecha de ser portadores del coronavirus. Los reos están en lo que fuera la casa de Oti, en la guardería y en la posta de salud, que está en el corazón del área de régimen abierto o PC-4.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, fue el encargado de dar las cifras oficiales sobre los internos que son observados ante la posibilidad de que los resultados de los laboratorios que se les tomaron salgan positivo al Covid-19. La autoridad también apuntó que hay 13 reclusos que dieron positivo a la enfermedad, pero que están siendo atendidos en hospitales fuera de la cárcel.

Por otro lado, se hizo conocer que se instaló un consultorio móvil médico en una acción desarrollada por YPFB, que además dispuso de equipos para la conservación de medicamentos. Santamaría también indicó que el Ministerio de Gobierno dispuso la presencia de dos médicos permanentes en el reclusorio y añadió que con apoyo de la Gobernación y la Alcaldía, se designaron otros seis galenos.

La autoridad gubernamental también hizo conocer que se realizaron ajustes al sistema alimentario de los reos, incluyendo una mayor variedad de frutas para la población carcelaria. Además, se dotó unas 50 camas para el uso de los reos de los diferentes pabellones.

Finalmente se conoció que tres internos se retornaron al penal porque tuvieron cierta mejoría y se mantienen aislados. Además, un recluso de 60 años fue retirado este viernes del penal con problemas pulmonares.