Escucha esta nota aquí

"El miércoles pasado, a mi hija de siete años le aparecieron unas lesiones cutáneas. Aparentemente, era una alergia alimentaria. Después de dos días, empezó con vómitos, diarrea y un fuerte dolor de estómago. Una amiga que es doctora, me dijo que era mejor que la vean (los médicos) porque no era normal un cuadro de alergia con esos síntomas. Entonces, nos tomaron la prueba del Covid-19, hemograma y todo lo que nos pidieron. Al día siguiente, mi hija empeoró, así que su pediatra me recomendó que la internemos", relata en su cuenta de Facebook, Adriana Pacceri, una mujer que desde hace una semana espera por los resultados de su prueba de Covid-19.

En todo este proceso, señala Paccieri, por seguridad les tomaron pruebas privadas a su hijo de 9 años y a su mamá. "Los resultados los obtuvimos en 24 horas. Mi hijo dio positivo y mi mamá negativo (hay que recalcar que llamé al Sedes para que les tomen pruebas y se negaron porque no tenían síntomas)", explica Paccieri.

"Gracias a Dios ella está reaccionando bien, pero que creen, siete días después, no tenemos resultados de dichas pruebas. ¿Pueden creer?", indicó.

"Un 99% de seguridad que ambas estamos contagiadas, yo con una leve neumonía, medicada 'porsiacaso', y además de haber pasado la peor semana de mi vida", expresa Paccieri.

En cuanto a los exámenes que les tomaron a su hija y a ella, según Paccieri, les dijeron que los resultados iban a estar el martes pasado. "No están, me he comunicado con el Sedes durante estos días. Lo único que recibí fueron malos tratos. Me colgaron el teléfono como en cinco oportunidades, por último no contestan, se pasan la bola, el trato es pésimo", denuncia. 

Ambas han recibido medicamentos para los síntomas y no así los específicos para el Covid-19 porque, para ello, esperaban las pruebas. “Me dijeron que los fármacos específicos para Covid-19  me los darían cuando salgan los resultados, pero después de siete días no sé qué efecto puedan dar”, dice.  En lo que respecta a su niña, "por suerte no desarrolló un proceso  infeccioso, por lo que le han dado fármacos para la diarrea,  la deshidratación y la alergia”.

Ante este hecho, EL DEBER se contactó con el Sedes para conocer su posición. Desde la institución indicaron que es un tema de Cenetrop que escapa de sus manos. "Depende del Ministerio de Salud. Sin embargo, vamos a ver el problema de las manchas", indicaron.

Por su parte, desde el Cenetrop (Centro Nacional de Enfermedades Tropicales), explicaron que toda la información era canalizada por el Sedes. "Desde esa institución indicaron que eran ejecutivos y que no podrían realizar ese proceso", manifestaron.

"Todo lo mandan a Cenetrop y nosotros solo estamos encargados de recibir muestras, procesar e informar por los canales correspondientes. Cuando llaman al call center le dicen que Cenetrop es el que tiene que informar y no es así", señalaron desde el referido Centro.