Escucha esta nota aquí

La tarde de este viernes, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, realizó un recorrido por la cárcel de Palmasola a fin de inspeccionar la situación del penal que alberga a más de 5.000 internos, siendo el más poblado del país, y que ya sufrió el brote de coronavirus.

Según Santamaría, son 55 los reos que están aislados entre la guardería del penal y la denominada ‘Casa blanca’ que está al interior del PC-4. Las autoridades sanitarias han confirmado que cuatro de las seis muertes registradas en las últimas dos semanas en el penal, se debieron al coronavirus. Además, en el pabellón de mujeres hay dos internas aisladas por sospecha de estar contagiadas. 

En la inspección, Santamaría pudo conversar brevemente con algunos de los afectados, y escuchó sobre todo su pedido de acelerar el descongestionamiento del penal. Solo el 30% de la población penitenciaria de Palmasola tiene sentencia y el resto está con detención preventiva.

También inspeccionó las instalaciones de Régimen Penitenciario donde se está habilitando ocho máquinas para las audiencias virtuales, en las que se procesarán las sentencias para 282 internos. Algunos de los reos, podrán luego buscar su libertad acogiéndose al Decreto Supremo de indulto y amnistía.

Según las estimaciones del viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, en Palmasola, se beneficiarán entre 800 y 1.000 internos, mientras que en todo el país se espera superar los 2.000.

Los familiares de los internos han cuestionado las condiciones logísticas para las audiencias que se realizarán simultáneamente en un mismo ambiente donde el ruido podría interferir. También demandaron la debida asistencia técnica para que el procedimiento se lleve adelante sin inconvenientes.