Escucha esta nota aquí

luz
Jigang Wang/Iowa State University
Los científicos creen que el descubrimiento puede traer nuevas luces sobre el mundo cuántico.

Un tipo de luz "que no debería de existir" para abrir las puertas de un mundo todavía desconocido.

Un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Iowa (EEUU) asegura haber descubierto un mundo fascinante e impensado por la física tradicional.

Han utilizado ondas luminosas a altas frecuencias para acelerar superconductores (materiales que pueden conducir corriente eléctrica sin resistencia ni pérdida de energía) y acceder a propiedades únicas de la física cuántica.

Los expertos del Laboratorio Ames del Departamento de Energía de EEUU, asociado a la universidad, aseguran que han hecho los primeros experimentos para utilizar pulsos de luz a frecuencias de terahercios (billones de pulsos por segundo) para acelerar electrones conocidos como pares de Cooper.

Y de acuerdo con un estudio publicado en la revista Physical Review Letters, tras rastrear la luz emitida por los pares de electrones acelerados, encontraron "emisiones de luz del segundo armónico" o una luz al doble de la frecuencia entrante utilizada para acelerar los electrones.

"Se supone que estas emisiones de terahercios del segundo armónico están prohibidas en los superconductores (por las leyes de la física). Esto va en contra de la sabiduría convencional", dijo Jigang Wang, el autor principal del estudio al servicio de noticias de la universidad.

El equipo lo ha denominado "luz prohibida" y asegura que se trata de "un descubrimiento fundamental para la materia cuántica".

¿Cómo descubrieron la "luz prohibida"?

De acuerdo con la investigación publicada en Physical Review Letters, los científicos utilizaron una herramienta llamada espectroscopía de terahercios cuánticos, que puede visualizar y dirigir el flujo de los electrones.

El equipo utiliza flashes láser a una frecuencia de billones de pulsos por segundo, lo que ayuda a acelerar los superconductores y, por tanto, acceder a nuevos estados cuánticos de la materia.

Fibra óptica.
Getty Images
El equipo utiliza flashes láser a una frecuencia de billones de pulsos por segundo.

"La luz prohibida nos da acceso a una clase exótica de fenómenos cuánticos, es decir, la energía y las partículas a pequeña escala de átomos", según explicó Ilias Perakis, profesor de Física en la Universidad de Alabama, en Birmingham, y uno de los coautores del estudio.

¿Para qué sirve la "luz prohibida"?

De acuerdo con el estudio, los científicos creen que las emisiones de "luz prohibida" podrían aplicarse para la fabricación de computadoras cuánticas de alta velocidad, así como en las comunicaciones y otras tecnologías.

"Encontrar formas de controlar, acceder y manipular las características especiales del mundo cuántico y conectarlas con problemas del mundo real es un gran impulso científico en estos días", comentó Perakis al sitio de la Universidad Estatal de Iowa.

Wang, por su parte, consideró que el estudio y desarrollo de tecnologías asociadas a este descubrimiento permitirá altas velocidades y bajo consumo de energía en futuras estrategias de computación cuántica y electrónica.