Escucha esta nota aquí

El Watford ha anunciado que otros dos jugadores han tenido que iniciar una cuarentena por haber estado en contacto con una persona que ha dado positivo en coronavirus.

Los hornets, que son los que más problemas están dando a la hora de retomar la competición, podrían suponer una nueva traba para el regreso de una Premier League marcada por el miedo al contagio de los futbolistas y por la necesidad económica de los clubes y la federación de terminar el curso.

La noticia la hizo pública el propio entrenador del Watford, Nigel Pearson, justo el día en que la competición anunciaba que elevaba el número de test disponibles para los clubes de 40 a 50, unas comprobaciones médicas que se producen dos veces por semana para mantener al máximo el control dentro del ecosistema del vestuario.

Tenemos a un par de personas más en aislamiento porque han estado en contacto con algún positivo, y eso que ellos mismos han dado negativo en las pruebas”, confirmaba Pearson, que aseguraba que no todos sus jugadores estaban entrenándose en este momento.

Uno por haber dado positivo y otros dos por haber estado en contacto con alguien que lo ha dado. El resto ha decidido no venir”, agregó el entrenador.

De hecho, el DT ha asegurado que se están aumentando las medidas de seguridad: “La Premier ha aumentado el número de test a 50, pero además de eso nosotros estamos realizando pruebas adicionales a miembros del staff y a familiares para complementar lo que hace la competición y dar una mayor seguridad a la gente de nuestro club”. (AS)