Escucha esta nota aquí

El transporte de Cochabamba se alista para volver a circular. Este sábado el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, se reunió con transportistas de ese departamento para concertar una flexibilización de las medidas por el Covid-19 y retornar a las rutas. Una de las medidas que llamó la atención es la prohibición de actos amorosos en los buses de servicio público.

En la reunión no se determinó la fecha de reinicio del servicio de transporte público, ya que primero se debe consensuar con los dirigentes de las provincias y del área metropolitana de la ciudad de Cochabamba; sin embargo, el Gobierno adelantó algunas prohibiciones.

Los choferes no deberán permitir que los pasajeros suban sin barbijo, tampoco deben permitir a los pasajeros que coman, escupan y hablen. Además, estará “prohibido realizar actos amorosos en los asientos, como dar besos”, dijo Arias a la conclusión de la cita. 

Los dirigentes del sector pretenden retomar actividades a partir de este lunes; sin embargo, Arias recordó que la cuarentena concluye el 31 de mayo.

Las autoridades y los choferes se comprometieron a cumplir con las medidas de bioseguridad para evitar que el contagio se dispare en ese departamento. Hasta el viernes, Cochabamba registró 285 casos positivos de Covid-19.

La noche del viernes, Arias también se reunió con dirigentes transportistas y autoridades de la ciudad de El Alto en la que acordaron reanudar el servicio a partir del 1 de junio, pero de manera progresiva. Solo podrán trabajar de 5:00 a 14:00, de lunes a viernes. Sábados y domingos no habrá transporte en esta primera etapa.

“El gran desafío del Gobierno es garantizar la seguridad de la gente, pero no podemos estar en eterna cuarentena. Tenemos que reactivar la economía”, manifestó Arias. Bolivia lleva más de dos meses en aislamiento a causa de la pandemia por el nuevo coronavirus.

Tags