Escucha esta nota aquí

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, y el equipo de sanitaristas que asesora al Gobierno, citado por Página 12, coincidieron en la necesidad de ordenar el tránsito interjurisdiccional en el AMBA con controles más estrictos y, principalmente, acentuar los cuidados en los barrios vulnerables, como medidas prioritarias para la extensión del aislamiento social por otras dos semanas que se anunciará hoy en Olivos. 

En medio de una campaña opositora de rechazo, los infectólogos remarcaron que la cuarentena en el país "ha sido exitosa" porque acható la curva y se pudo preparar el sistema de salud y a la gente para el pico de casos que se aproxima, inexorablemente. 

Para medir ese éxito, explicaron, había que comparar la grave situación que atraviesan otros países de la región, que tienen una composición social y económica parecida a la Argentina.

"Está claro que hay que ordenar el transporte público y la movilidad en el AMBA", comentó Fernández en la reunión, acompañado por el jefe y la vicejefa de Gabinete, Santiago Cafiero y Cecilia Todesca, el ministro y la vice de Salud, Ginés González García y Carla Vizzotti, y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello. El Presidente sostuvo que en estos momentos se debía evitar promover el consumo y el traslado de las personas.

Ayer, los encargados de transporte de Nación, provincia y ciudad de Buenos Aires terminaron de definir el nuevo esquema en el que se endurecerán los controles y se restringirá el transporte no esencial entre Capital y el Conurbano. Es el fantasma más temido por el gobernador Axel Kicillof, que quiere evitar a toda costa que los contagios que se están registrando en las villas porteñas se trasladen a las barriadas humildes del GBA. 

Día a día se registra un nuevo récord de casos y el pico se aproxima. Ayer fueron 718 contagios y 14 muertes, como siempre concentrados en Capital y el Conurbano. La excepción es Chaco, que volverá a la fase 3 de la cuarentena, como anunció ayer el gobernador Jorge Capitanich. "Nos duelen los muertos, pero miremos lo que pasa en otros países", insistieron los médicos. Además, indicaron que se registró una baja en la tasa de letalidad. 

El análisis de los expertos se dio en el marco de una nueva ofensiva de sectores de la oposición y de la economía para que se levante el aislamiento social. "Me cuesta entender la militancia anticuarentena", replicó Pedro Cahn en una entrevista. 

Quienes se encuentran a cargo de las decisiones no dudan y están convencidos de seguir con la medida, ahora que se acerca el pico de casos. Fernández anunciará esta tarde en Olivos la extensión por dos semanas nuevamente junto al gobernador Kicillof y al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en una demostración de que dejaron atrás las diferencias de los últimos días.