Escucha esta nota aquí

Residentes de Mairana en Santa Cruz expresaron su rechazo por los hechos violentos ocurridos los últimos días en ese municipio, ubicado a 134 kilómetros, al oeste de la capital cruceña. Señalan a dirigentes del MAS como los protagonistas de los conflictos.

Carlos Quintela, miembro de la Asociación de Mairaneños en Santa Cruz de la Sierra, afirmó que la preocupación de cerca de 4.000 residentes es que esa población no se convierta en bastión del MAS. “No queremos que nuestro pueblo sea un segundo San Julián. Los que van y causan problemas en el pueblo, no es gente de Mairana, son de otros pueblos, son seguidores del MAS”, dijo Quintela.

Los residentes en la ciudad capital alistan un manifiesto público en el que pedirán investigar a los cabecillas de las protestas y de los bloqueos de la carretera, ocurridos en ese municipio. También critican el amedrentamiento hacia los trabajadores de la prensa y a los médicos, quienes amenazaron con replegarse si las autoridades no les concedían las condiciones de seguridad para trabajar.

Un acuerdo entre bloqueadores y autoridades locales, el viernes pasado, puso punto final al conflicto de dos días de marchas y de  cierre al libre tránsito en la ruta antigua Santa Cruz – Cochabamba. Mairana, que está en cuarentena, tiene más de 20 casos positivos de Covid-19.

Continúan sin policías

Hasta este sábado, los oficiales de la Policía no retornaron a Mairana. Son acusados de hechos de corrupción y de cometer abusos por un grupo de manifestantes, quienes la noche del miércoles agredieron a los uniformados y los obligaron a salir del pueblo.

Una de las condiciones de los bloqueadores para levantar la medida fue que las autoridades se comprometan a gestionar para que cambien a la totalidad de los policías asignados a ese municipio.