Escucha esta nota aquí

Con más de 1.000 casos y una infraestructura hospitalaria deficiente, el departamento de Beni es el más vulnerable en la emergencia por el Covid-19 en Bolivia y hoy, en vuelo desde La Paz, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, llegó con un lote de 11 respiradores de terapia intensiva, camas, medicamentos y 24 ítems, para un departamento donde el coronavirus se ha desbordado y los médicos se han contagiado de manera masiva.

No es fácil comprar todo este equipamiento, todas estas terapias intensivas se las requiere en el mundo entero, es muy difícil obtenerlas”, dijo Núñez a Bolivia TV. 

Aseguró que había sido enviado por la presidenta Jeanine Áñez y, en medio del escándalo de supuesto sobreprecio de los ventiladores españoles, el ministro no dijo el modelo de los aparatos ni la inversión que demandó.

Sobre los ítems, aseguró que hay para médicos generales e intensivistas y que serán compartidos entre Trinidad, Guayaramerín y Riberalta, ciudades que han comenzado a complicarse por el Covid-19.

Jesús Justiniano, encargado ministerial para Beni, explicó que del lote de respiradores, cinco irán al hospital Germán Busch de Trinidad, tres se llevarán a Riberalta y los tres restantes, a Guayaramerín.

Núñez agregó que “en una o dos semanas”, llevarán más ventiladores y que mañana domingo sostendrán una reunión entre la Gobernación, Alcaldía de Trinidad y Gobierno para tratar de reorganizar la lucha contra el coronavirus.