Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, afirmó que los asambleístas son pasibles a un proceso por incumplimiento de deberes si es que no ratifican la orden de ascensos de las Fuerzas Armadas (FFAA). Los militares dieron un plazo de una semana para que la mayoría del MAS valide el documento.

“Lo que sí deben saber los de la Asamblea es que son pasibles a un juicio por incumplimiento de deberes y tiene cárcel, cuidado. No tienen inmunidad diplomática, cuidado que mañana estén en la cárcel y digan que es persecución política”, dijo Murillo en las últimas horas.

El jueves, los altos jefes de la institución castrense llegaron hasta dependencias de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), para dejar una carta que subsanaría las observaciones realizadas por los parlamentarios. Sin embargo, advirtieron con ejecutar sus normas si es que esa instancia sigue dilatando la disposición.

“Yo creo que la Asamblea Legislativa está cometiendo un grave delito, está tratando de perjudicar a los militares y los militares están molestos. Por eso han ido a dejar una carta”, observó Murillo.

Ante la presencia de los uniformados en el Legislativo, la presidenta del Senado, Eva Copa, dijo que no actuarán bajo amenazas, mientras que su compañero de partido, Julio Huaraya, calificó como irregular la visita del Alto Mando Militar, considerando que se “allanó” la dignidad de la Asamblea.

“Prácticamente han allanado la dignidad de la Asamblea Legislativa Plurinacional, al parecer esta autoridad, (el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, general Sergio Orellana) no respeta la jerarquía, porque lo que establece la Constitución Política del Estado, es que el Órgano Ejecutivo, a través del Presidente, debe remitir esta documentación a la Asamblea”, observó el diputado del MAS.