Escucha esta nota aquí

Huáscar Antezana, que funge como presidente de San José, envió el viernes una carta al titular de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, en la que le solicita que aclare qué pasó con los 500.000 dólares del $us 1.000.000 que debió ingresar al club santos por premios de la Copa Libertadores que jugaron en la temporada 2019.

El pedido, según este documento, tiene que ver con las acusaciones que vienen haciendo los representantes de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), que han llegado incluso a denunciar a la Conmebol que la FBF apenas otorgó la mitad del millón de dólares que el ente matriz del fútbol sudamericano dio a San José, cuyo presidente de entonces,  Wilson Martínez, los había destinado, con documento firmado, para pago de premios a jugadores y cuerpo técnico que lograron el pase a la Copa en el 2018.

La queja de Fabol se ampara en que Martínez solo entregó al gremio 500.000 dólares y que fueron distribuidos para el plantel ($us 450.000) y el DT ($us 50.000), restando otros $us 500.000, que la FBF desvió, previo acuerdo con Martínez, para pagar a la empresa Mac Lauren (acreedor de San José) no así para el destino ya acordado.

“...se solicita se aclare dicho extremo y nos informe de manera detallada si es cierto que dineros que se encontraban ya pignorados a favor del club San José fueron  utilizados para el pago de la deuda que se tenía con Mac Lauren y nos explique la situación de cómo y por qué se habrían realizado dicho pago en desmedro de nuestros jugadores si ya se tenía una pignoración suscrita”, dice parte de la carta que solo firma Huscar Antezana el 22 de mayo.