Escucha esta nota aquí

Dirigentes del club Real Potosí subrayaron que no es viable que el torneo profesional se juegue a puertas cerradas por lo que esperan la reunión de la dirigencia de los 14 clubes y los ejecutivos de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) para definir los pasos a seguir y analizar cómo completarán planillas del mes de junio ya que aún no cuentan con ingreso alguno.

"No creo que los clubes estemos en la capacidad económica para solventar un reinicio de torneo y a puertas cerradas", declaró Julio Mendoza, quien es secretario general del club potosino, además puntualizó que los clubes deben cumplir requisitos de seguridad que demandará otra inversión a los clubes que son parte de la División Profesional.

El dirigente también se refirió al pago de sueldos de junio, si bien ya llegaron a un acuerdo con los jugadores respecto a los salarios de marzo, abril y mayo (50 por ciento y 25 de manera respectiva), expresó que todos los clubes tendrán el inconveniente de completar planillas del sexto mes de año, ya que los clubes continúan si ingreso alguno.

"No conocemos si vuelve el torneo o qué decimos los clubes", añadió Mendoza, quien además explicó que los jugadores continúan con los entrenamientos en sus domicilios y bajo el control de un grupo de futbolistas ya que el plantel continúa sin entrenador y por el momento los dirigentes no tienen nada definido pues el torneo está paralizado.