Escucha esta nota aquí

En mayo del año pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que los videojuegos pueden causar trastornos. Incluyó este trastorno en el Manual de Criterios Diagnósticos (CIE 11). Recientemente, sin embargo, la OMS recomendó recurrir a los videojuegos durante esta cuarentena.

El médico R3k.Shinvert es también un gamer. Prefiere ser nombrado así, porque la comunidad gamer boliviana lo conoce con ese nombre. Ha dado charlas sobre videojuegos y salud, así que conoce el tema muy de cerca. “Ahora el problema es que básicamente la depresión y el estrés de las cuarentenas dentro de los hogares puede aumentar. También la violencia intrafamiliar. Para eso la OMS ha dictado que son un mecanismo en general contra el estrés y la depresión”.

Contra la ansiedad

Este médico y gamer recuerda que los videojuegos han sido recomendados para ayudar en el control de la depresión, lo que contribuye también a disminuir los suicidios. “La depresión es difícil de tratar”, aclara.

La recomendación de la OMS parece contradictoria, pero en realidad no lo es. En su momento, se creyó que la OMS consideraba adictivos a los videojuegos y que esa adicción había sido incluida entre sus criterios diagnósticos. “No se ha demostrado médicamente que una persona sea adicta a los videojuegos. Nunca. Se puede tener adicción a comer, a salir a la calle, a masticar chicle. Se convierte en una adicción cuando la persona deja de hacer sus actividades normales y las cambia por esa actividad”, explica el médico.

En resumen, como explica el Centro Baeza de educación y sicología, “el trastorno por videojuegos no es lo mismo que la adicción a los videojuegos. La OMS no habla de adicción, sino de un trastorno por un comportamiento inadecuado. Este comportamiento inadecuado repercute negativamente en el funcionamiento diario. Se confunde adicción con trastorno, que es la base del criterio del diagnóstico”.

Los cuidados

El cuidado que hay que tomar: jugar, pero no descuidar las tareas cotidianas y la convivencia. Mejor si se juega en familia.

Por tanto, la convocatoria que hizo en Twitter el mismo Tedros Adhanom, director general de la OMS, al invitar a practicar videojuegos, no es contradictoria. Eso dio origen a la campaña #PlayApartTogether (Juguemos separados estando juntos). Esta iniciativa pretende llegar a millones de personas con mensajes importantes para ayudar a prevenir la propagación de Covid-19.

A la campaña se sumaron un total de 18 empresas de la industria de los videojuegos.

La recomendación cayó muy bien a este sector, uno de los de mayor crecimiento en el mundo. Cada año, según la consultora Newzoo, ha crecido desde los 905 millones de dólares hasta los 1.400 millones que espera alcanzar este año. Es un mercado clave para contactar a los millennials y postmillennials.

De hecho, ya no se los considera simples videojuegos, sino deportes electrónicos o esports. Sus figuras ganan miles y se dedican a la actividad profesionalmente. En Bolivia aún no sucede eso, pero en Asia los jugadores profesionales tienen lugares de entrenamiento, un equipo con nutricionistas y sicólogos que los apoyan y miles de seguidores que los ven en Twitch o YouTube.

Quienes han jugado Dota 2 o FortNite saben que hay torneos en los que se juegan miles de dólares. Esto puede considerarse un estímulo que lleva a un trastorno, según el investigador japonés Susumi Higuchi, que considera peligrosos a los videojuegos en línea.

Shinvert cuenta que ya está activa la La ASL (la liga coreana) de StarCraft, que reparte dinero. “No reparte tanto como el International de Dota 2. Pero es una liga presencial que ya está funcionando. En cambio, nosotros estamos en plena cuarentena. Los esports pueden ser una alternativa, ahora que el teletrabajo ha avanzado para mantener el ritmo de producción”, explica.

Aunque la OMS dice que se busquen videojuegos activos, no ha aclarado bien a qué se refiere: a los que permiten jugar tenis virtual o a los que incluyen recorridos por un campo mientras se dispara a los enemigos.

Paulo Londra, el reguetonero, jugó FIFA con varias celebridades. El evento se transmitió en TyC Sports. El bicampeón de turismo carretera Agustín Canapino ya competía antes de la cuarentena. Ahora participa en las carreras de e-race. El delantero del Manchester City, Kun Agüero, fue una revelación en el FIFA 20, pero no por su habilidad, sino por sus reacciones malhumoradas cuando falla.

Las opciones son muchas. Están los juegos llamados ‘personal shooters’, que incluyen disparos, o los conocidos como Multi On Line Battle Arena, entre los que está el popular Dota 2. O algunos como FIFA, en el que recientemente participó Neymar para recaudar fondos. Kevin Durant, el jugador de la NBA, además de otros once basquetbolistas, empezaron a jugar con fines benéficos. Lo positivo: todo lo recaudado se destina a la lucha contra el coronavirus.

TRANSICIÓN | De la afición al profesionalismo

Aunque nuestro país aún no participa en los grandes campeonatos, la comunidad gamer ha crecido. Hay comentaristas y analistas de juegos

En Bolivia se empezaron a formar comunidades de gamer desde el lanzamiento de StarCraft I. Los comienzos se pueden rastrear entre 1999 y 2000. Todo se mantuvo más o menos igual hasta que aparecieron más juegos y en 2013, algunos empezaron a participar en torneos más exigentes, tanto en China (en línea) como locales. GG Group Bolivia organizaba torneos y poco a poco los torneos se hicieron interesantes. Se entregaban montos que llegaban a los 1.000 y a los 2.000 dólares. Esto se hacía gracias al apoyo de las marcas, cuyo nexo era Gaming MT.

R3k.Shinvert es comentarista de Dota, Warcraft 3 y Apex Legends. La comunidad gamer lo sigue en la página del mismo nombre: R3k.Shinvert. Relata en tiempo real el desempeño de los diez jugadores que participan en el Dota 2, describe las mecánicas de la partida o team fight, que es cuando se encuentran los dos equipos y lanzan todos los poderes de cada personaje que tienen. Deben transmitir cierta emoción, como si fuera un partido de fútbol. También se hacen análisis de la estrategia empleada o consideraciones acerca de cómo afrontar algunas etapas de Legend, según los héroes que participen y según el tiempo que durará la partida.

Hasta ahora, Infamous Gaming ha sido el equipo que mejor se ha desempeñado en un juego. Son especialistas en Dota 2. Es el mejor equipo sudamericano que ha participado en un campeonato en China. En él participa como jungler el boliviano Wisper (Adrián Céspedes). Un jungler es el encargado de avanzar en la partida. El resto -todos peruanos- brinda apoyo y elimina a los enemigos.