Escucha esta nota aquí

El Tribunal Departamental de Justicia, el Ministerio Público, Defensa Pública y Régimen Penitenciario (esta última en Palmasola) son las cuatro instituciones cruceñas que están interconectadas para realizar las audiencias virtuales en las que se buscará dar sentencia (ya sea condena o absolución) a 284 privados de libertad que se encuentran con detención preventiva.

La vocal Miriam Rosell dio por inauguradas estas jornadas de descongestionamiento hoy en el Palacio de Justicia y valoró la importancia de estas para aquellos privados de libertad que están sin sentencia. En promedio en las cárceles del país, el 70% de la población penitenciaria está sin sentencia. 

Las audiencias son casos de procedimientos abreviados que se suspendieron debido a la cuarentena y que ahora se realizarán de forma virtual. La semana pasada, la fiscal departamental Mirna Arancibia señaló que el Ministerio Público había logrado los preacuerdos con los privados de libertad para que, en muchos casos, acepten su culpabilidad y logren tener una sentencia rápida. Dependiendo de los años de sentencia que reciban, algunos podrán gestionar su libertad.

Estas jornadas de descongestionamiento se realizan paralelamente al análisis de las carpetas de los internos que se acogerán al Decreto de Indulto y Amnistía que determinó el Gobierno nacional debido a la emergencia por coronavirus, para poder descongestionar las cárceles. 

Según el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, se estima que, con este decreto, entre 800 y 1.000 privados de libertad que están en Palmasola por delitos menores podrán recuperar la libertad.