Escucha esta nota aquí

El Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra determinó que, a partir de la fecha, regulará el servicio de delivery y de restaurantes en la ciudad. El objetivo es que estos negocios cumplan con las medidas de bioseguridad para evitar contagios y en consecuencias la propagación del nuevo coronavirus.

 La alcaldesa interina, Angélica Sosa, adelantó la determinación la noche del domingo tras una reunión de coordinación con autoridades de la Octava División de Ejército. “Vamos a realizar los controles de ley y de sanidad. Los que no cumplan los vamos a sancionar”, dijo.

Este lunes, la Alcaldía emitió un comunicado donde señala que todos los prestatarios de servicios de delivery y restaurantes, que tienen permiso de circulación autorizado por el Gobierno nacional, deben tramitar en el municipio cruceño el permiso para transportar productos alimenticios para consumo humano y animal.

Entre las exigencias están la utilización de guantes, no tener síntomas de Covid-19, desinfectar el producto antes de la entrega, dejar el pedido a dos metros del cliente y utilizar bolsas desechables para recibir el dinero.

Los prestatarios de servicio de delivery deberán presentar los siguientes requisitos: permiso emitido por la Agetic, NIT, registro en Fundempresa, patente de funcionamiento, lista de motocicletas con número de placas, licencia de conductores, fotocopia de cédula de identidad del representante legal y lista de personal dependiente.

Mientras que los dueños de restaurantes deben apersonarse con permiso de la Agetic, NIT, registro en Fundempresa, patente de funcionamiento, lista de vehículo para el transporte de personal, nombre del conductor, número de placa del vehículo, fotocopia de cédula de identidad del representante legal y lista de personal dependiente de cocina y administrativos.

El 21 de abril pasado el Gobierno nacional autorizó el funcionamiento de restaurantes a puertas cerradas, brindando el servicio mediante entrega a domicilio.