Escucha esta nota aquí

En un ambiente de crisis, la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) aseguró que “la salud financiera de los bancos se encuentra estable”.  Además, reveló que la mora es estable y destacó el crecimiento de los depósitos (ahorros), pero alertó sobre una menor expansión del crédito.

En su último informe, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) detalla que los indicadores del sector financiero, como los depósitos, créditos y mora, se mantuvieron estables durante el primer trimestre de este año. Sin embargo, observó que las utilidades de las entidades cayeron hasta un 11%, pasando de $us 66,2 millones, en el periodo enero-marzo de 2019, a $us 58,7 millones en igual trimestre de 2020.

El director ejecutivo de Asoban, Nelson Villalobos, señaló a EL DEBER que la salud financiera de los bancos se encuentra estable, “lo cual es destacable en este momento y obedece a la eficiente gestión realizada por las entidades en los últimos años y el continuo fortalecimiento patrimonial, que le permiten afrontar esta situación con solvencia”.

Adentrándose en pormenores del sector, sostuvo que los depósitos en el sistema bancario, hasta abril de 2020, alcanzaron a $us 26.903 millones. Esto representa un crecimiento interanual de un 7,2%.

“Es importante resaltar una evolución de las cajas de ahorro que en los últimos periodos registraron continuas caídas”, señaló.

Para Villolobos, el crecimiento de los depósitos demuestra que “el sistema bancario continúa gozando de la confianza del público”. Además, aseguró que las políticas del sector seguirán enfocándose a favorecer a los prestatarios, pero “buscarán preservar en todo momento los depósitos del público”.

Con relación a la cartera de créditos, los bancos lograron colocar $us 24.304 millones, registrando un crecimiento del 4,9% en los últimos 12 meses, con tendencia a la baja.

 “La expansión crediticia ha tendido a reducirse, en parte por la menor demanda de créditos, así como la falta de Notarías de Fe Pública en este periodo”, dijo.  

Con relación a la mora (atraso en el pago de préstamos al sistema financiero), señaló que el índice del sistema bancario se situó en 1,97%, manteniéndose en niveles comparables a los de periodos pasados. En términos de volumen alcanzó a $us 478 millones, registrando un crecimiento interanual del 8,5%.

Los niveles de mora, al mes de abril, se mantienen en parámetros razonables, situación que se vincula con las medidas de diferimientos del pago de cuotas de créditos de acuerdo con la cual los créditos vigente al 29 de febrero de 2020, cuyas cuotas están siendo diferidas, no son registrados como cartera en mora.