Escucha esta nota aquí

Acogiéndose en su inmunidad diplomática, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) negó suministrar información a la Procuraduría General del Estado, sobre el proceso de desembolso que realizó para la adquisición, con supuesto sobreprecio, de 170 respiradores y que ahora está en investigación.

“Como es de conocimiento público, nuestra institución, desde la semana anterior, ha iniciado su propia investigación independiente y jurídica, diferente a la del Ministerio Público. La mañana del lunes, emitimos un segundo Requerimiento Procuradurial al BID, puesto que contestó, amparándose en su inmunidad diplomática que no suministrará ninguna información. Evidentemente, tienen inmunidad diplomática pero no aplica para el caso de nuestro Requerimiento”, afirmó el procurador, José María Cabrera.

La autoridad explicó estar actuando, en el marco del cumplimiento al mandato constitucional, que establece promover, defender y precautelar los intereses del Estado. En el proceso, el BID emitió una no objeción para proceder con el desembolso para la compra de 170 ventiladores pulmonares y realizó la transferencia directa de recursos económicos a la empresa comercializadora y no al Tesoro General de la Nación (TGN), según la Procuraduría.

Entre los principales argumentos para la solicitud emitida, se encuentran los lineamientos para atender aspectos específicos concernientes a la aplicación de inmunidades. El documento publicado por el Comité Jurídico Interamericano de la Organización de los Estados Americanos (OEA), del año 2018, establece el lineamiento 10 referido a la renuncia a la inmunidad de jurisdicción.

“Considerando estos antecedentes, la Procuraduría, dentro de sus atribuciones, exhortó al mencionado organismo internacional, a proporcionar información significativa que permita esclarecer las dudas existentes respecto al tema de la adquisición de respiradores”, señala un comunicado público.