Escucha esta nota aquí

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) expresó su preocupación por la situación que afrontan las personas con discapacidad, que afrontaron su cuarta jornada de vigilia, tras 35 días de marcha desde Cochabamba. 

"La Oficina exhorta al gobierno nacional como a las organizaciones representativas de personas con discapacidad a entablar el diálogo que permita llegar a acuerdos y soluciones integrales en todos los ámbitos, salud, educación, trabajo y justicia", indica un comunicado del ente internacional.

Conoce más: Inician diálogo con discapacitados que no marcharon

Explica también que "insta a todas y todos los actores involucrados de abstenerse del uso de la violencia y a las autoridades policiales precautelar la integridad física de las personas con discapacidad movilizadas en el marco de su derecho a reunión y manifestación pacífica".

Ayer efectivos de la Policía Boliviana utilizaron agentes químicos para impedir el ingreso violento de algunos de los movilizados a plaza Murillo. El Gobierno advierte la existencia de "infiltrados" y sostiene que solo fue un "pequeño rocío" de gas pimienta. 

Lea también: Acusan infiltrados y la Iglesia denuncia trato inhumano

En esta jornada las autoridades nacionales instalaron una mesa de diálogo con una parte de las personas con discapacidad, sin embargo, desde la caravana se sostiene que son "afines" al Gobierno y que no los representan. 

Mientras que en cercanías a Palacio de Gobierno se registró otro intento de ingreso por parte de los integrantes de la caravana, mismo que fue controlado, luego de unos minutos de tensión, por efectivos del orden. 

Lee acá el comunicado de la ONU:,

n