Escucha esta nota aquí

No resignarse a quedarse en cama y el apoyo de sus amigos lo tienen caminando tras seis meses sin poder mover las piernas. Por ello, el exfutbolista Silvestre Justiniano, conocido como ‘Viejita’, agradece a los que aportaron con su granito de arena para ayudarlo a vencer una enfermedad que le diagnosticaron este año. “Estoy luchando por sobrevivir, pero no podré sin su ayuda”, aseguró.

El exjugador de Aurora y Amboró, de 43 años, asegura que todo el apoyo que le brindaron en estas semanas será en vano si los aportes económicos se detienen, pues no podrá cubrir los cerca de Bs 2.000 que cuesta el tratamiento que lo mantiene en pie, evitando una recaída. “Le doy gracias a Dios por todo, pero necesito seguir luchando y no me rendiré, eso lo prometo. El apoyo que me dan son mis armas para seguir en esto”, afirmó Viejita, que por su mejoría ha comenzado a hablar sin cansarse demasiado y el apetito le ha vuelto. A ello se suman sus ganas de vivir, como fuente de energía y motivación.

‘Viejita’ es consciente de que la esclerosis amiotrófica lateral (ELA) es una enfermedad irreversible que debilita los músculos y que prácticamente deja al afectado inválido en poco tiempo. Ante esa cruda realidad no se rinde gracias a su fuerza de voluntad y por ello es que ha sorprendido a varios especialistas al volver a caminar, cuando parecía vencido y prácticamente resignado a esperar el final.

No pasó lo peor porque en el momento más difícil aparecieron sus amigos de la vida y del fútbol, fue cuando su esposa, Dayana Villagómez, y sus hijos (tiene cinco, de los cuales tres son pequeños) lo rodeaban y lloraban al verlo en ese estado. La tristeza era grande pues un año antes Silvestre jugaba fútbol  en las canchitas del barrio y era el sostén de la casa con sus trabajos de jardinería.

Su historia la dio a conocer DIEZ, y promovió la respuesta de sus amigos y del médico bioenergético Juan Veizaga, que desde Cochabamba se propuso hacerlo caminar de nuevo a través de terapias diarias, logrando su objetivo. “El médico ha hecho bastante por mí, y se lo agradezco”, sostuvo.

“Ahora necesito seguir en la lucha, y por eso les pido que me colaboren. Su ayuda se le agradecerá. Gracias a ustedes sigo con vida”, afirmó Silvestre, que se emociona recordando su época de futbolista y la cantidad de amigos que tuvo, y que ahora están apareciendo poco a poco. Luego de esas palabras volvió a su cama con la esperanza de seguir su mejoría que reconforta a sus pequeños hijos y a su esposa. Los que deseen aportar pueden hacerlo a través del número de cuenta del banco Unión (10000030401602) o llamar al 784-94471.